16 AÑOS DE ANDADURA POR EL CAMINO DEL CID

18-04-2019

 

Alberto Luque Cortina

 

Hola amigos, hoy me he puesto sentimental. El pasado mes de marzo, quienes formamos parte de la oficina técnica de este consorcio cumplimos 16 años de andadura por el Camino del Cid. Cuando en marzo de 2003 comenzamos a trabajar en este proyecto no éramos conscientes de las dimensiones que adquiriría con el tiempo.

Perdonad si me pongo excesivo, pero se trata de un viaje colectivo y maravilloso en el que están implicadas ocho diputaciones provinciales (las promotoras) y un buen número de ayuntamientos, asociaciones, empresas y particulares que han ayudado con su ilusión a crear este proyecto desde cero.

La ambición era aportar valor a una ruta turística que, siguiendo los versos de un poema épico de finales del siglo XII o principios del XIII -el Cantar de mío Cid-, se adentraba en los territorios secularmente desfavorecidos de lo que hoy llamamos "la España vacía", siempre tan necesitada de inversiones y ayudas. La nuestra es una ruta, principalmente, de pueblos, pueblos pequeños: de las 389 localidades que integran el Camino del Cid, 144 tienen menos de 100 habitantes censados.

Este viaje no ha estado exento de dificultades, así que os propongo una expedición por el tiempo, destinado, sobre todo, a quienes estéis interesados en los secretos de cómo se crea una ruta de estas dimensiones y los retos que deben ser superados. Ya os lo advierto: este texto, por su longitud, no es "para todos los públicos", y sé positivamente que en la era de internet tanta palabra junta es casi un delito, pero ¡qué le vamos a hacer!

Empecemos por el principio. Para gestionar una ruta de estas dimensiones, nosotros dividimos nuestras actuaciones en tres áreas diferentes: infraestructuras, dinamización y promoción. Con algunas salvedades, intentaré seguir este esquema.

 

Las infraestructuras, o de cómo un camino se convirtió en cuatro

Esta es la historia de cómo un camino se convirtió en cuatro.

Un itinerario turístico se puede recorrer de muchas formas, y aunque inicialmente el del Cid estaba pensado como una ruta para caminantes, cuando comenzamos sólo las Diputaciones de Burgos y de Zaragoza tenían ya un proyecto senderista claro: en total, unos 240 km de los más de 1.400 km que luego constituirían el trazado.

Nuestro primer paso fue dar salida a los viajeros que querían recorrer el Camino del Cid en coche o moto, pensábamos que era una prioridad fácilmente ejecutable, así que sobre la base de los trabajos que ya se habían realizado hasta entonces, creamos una ruta turística en esta modalidad, que dio lugar al Camino del Cid por carretera para coches y motos, de 2014 km de longitud, nada menos. Diseñamos, para ello, en 2004, un manual de señalización por carretera para que las diputaciones consorciadas lo utilizaran, y cuyos frutos podéis ver hoy si os acercáis a recorrer el Camino del Cid. Además de ser una ayuda para los viajeros, es también, no nos engañemos, una interesante publicidad para el itinerario. Puedes encontrar más información sobre cómo se diseñó la ruta pinchando aquí.

La señalización senderista es otra cosa: lo primero es trazar un itinerario, hay que estudiar la naturaleza de los caminos, ver las posibles variantes, y sobre todo "patearlo". Después, una vez cerrado, llega la parte burocrática -pedir permiso a los ayuntamientos y propietarios de los caminos- y sólo entonces se puede empezar a señalizar.

Este es un trabajo muy complicado, sobre todo teniendo en cuenta que íbamos a trabajar sobre más de 1.000 km, desde Vivar del Cid (Burgos) hasta Orihuela (Alicante), atravesando ocho provincias y cuatro Comunidades Autónomas. Finalmente, en 2006 presentamos el plan Director de Senderos del Camino del Cid, con más de 1.200 km de longitud que, con el tiempo, se han convertido en 1.494 km.Imagen del manual de Señalización del Camino del Cid. Año 2008Imagen del manual de Señalización del Camino del Cid. Año 2008

En nuestro afán por defender la calidad de nuestra señalización, utilizamos criterios parecidos a los utilizados por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada para la creación de los Senderos de Gran Recorrido (los famosos GR). Hoy podemos decir con orgullo que, gracias al compromiso de las diputaciones de este Consorcio, a finales de año estarán homologados o en proceso de homologación 1.166 km de los 1.494 que conforman el itinerario. El nuestro, no olvidéis este número, es el GR 160.

Las longitudes de los que hablo son muy ambiciosas, pero muy poco prácticas desde el punto de vista del viajero: ¿cómo abordar una ruta de más de 1.000 km, tan sinuosa? ¿Cómo planificarla teniendo en cuenta los cada vez más entrecortados periodos vacacionales? Para dar respuesta a esta necesidad, en 2008 decidimos segmentar el Camino del Cid en 13 rutas tematizadas -con contenido y personalidad propias- de entre 50 y 300 km, dando así paso a las rutas actuales: "El Destierro", "Tierras de Frontera", etc.

El tiempo nos ha dado la razón: para los viajeros esta segmentación es mucho más cómoda, ya que pueden recorrer el Camino en año sucesivos.

Aún con todo, gestionar 1.400 km de itinerario senderista no es nada fácil. Al año surgen multitud de problemas (los caminos son invadidos por cultivos o son entrecortados por obras, a veces se inundan y hasta hay puentes que se caen por las riadas...). Algunos de estos problemas son de difícil solución, otros no. Para solucionar la abrumadora gestión diaria de los caminos, en 2010 "informatizamos" el Camino. Hicimos una auditoría interna para recoger datos de la ruta e incorporarlos a plataformas tecnológicas de gestión geográfica: un trabajo arduo que hoy es la arquitectura tecnológica sobre la que se sustenta el Camino del Cid. Comenzamos así con la edición de tracks y perfiles; reevaluamos las etapas, en razón de su longitud, dificultad y posibilidades de alojamiento; elaboramos mapas para descarga web y las primeras topoguías. Todo esto ahora es muy fácil, pero no en 2010.

Una vez las diputaciones provinciales señalizaron sus senderos, vimos la necesidad de realizar labores de mantenimiento. Las señales se deterioran, se destruyen, y a veces "desaparecen". Este es un problema, especialmente el de los actos vandálicos, con el que toda ruta tiene que lidiar. Desgraciadamente, España está llena de rutas primorosamente señalizadas con grandes inversiones que pronto desaparecen por falta de mantenimiento. Nosotros pensamos que el mantenimiento anual es una labor fundamental, un compromiso con el viajero, y por eso, desde 2011 hemos colocado 19.920 señales. Para nosotros estas campañas son tan importantes, que preferimos invertir en señalización antes que en promoción. Y esto por dos motivos fundamentales: por respeto al viajero y porque pensamos que la mejor promoción es siempre el boca a boca. Si quieres saber cuáles son las señales que utilizamos, pincha aquí.

También en 2011 empezamos a trabajar en la posibilidad de crear una ruta apta para los ciclistas BTT, así que editamos por primera vez 5 guías digitales senderistas con variantes BTT "no oficiales", para facilitar el paso de estos ciclistas.


El cicloturismo es una de nuestras banderas: en primer lugar porque se trata de un turismo en auge muy respetuoso con el medio y porque pensamos que es una forma ideal de recorrer el Camino del Cid en contacto con "la tierra". Así que en 2013 lanzamos por primera vez una edición de cinco guías exclusivas para los ciclistas de BTT con 167 mapas, nada menos, de cartografía propia para descarga libre. También editamos nueve guías para cicloturistas por carreteras secundarias con un total de 1.830 km. Fue el primer paso para generar las dos grandes plataformas del Camino del Cid en bicicleta.Topoguías cicloturistas 2017Topoguías cicloturistas 2017En 2014 dimos otro gran paso al especializar el Camino del Cid por la forma en que los viajeros lo recorren. Pensamos que lo importante era definir al viajero no por su nivel cultural o económico, sino por el modo en que deseaba viajar por el Camino del Cid: así que creamos cuatro plataformas, cada una con su propia idiosincrasia, sus trazados y sus guías: en coche o moto, cicloturismo de alforjas por carreteras secundarias, cicloturismo BTT por caminos rurales y senderos, y la ruta para caminantes. Un trabajo que nos obligó a reevaluar todos los itinerarios y que dio lugar a la configuración actual del Camino del Cid: 2014 km en coche, 2030 km en bicicleta por carreteras secundarias, 1507 km para las BTT y 1.494 para los senderistas. Desde entonces, senderistas y ciclistas en las dos modalidades cuentan con su propio material y guías. La promoción, al contar con esta especialización, es también más fácil.

Esta historia prácticamente finaliza el 7 de abril de 2016, cuando presentamos en Teruel nuestra ruta BTT. Para ello replanteamos la ruta y la señalizamos con los criterios y la aprobación de IMBA, la gran asociación internacional de ciclismo de montaña. Para ello añadimos 175 km de variantes para facilitar el paso en los tramos senderistas más complicados para los ciclistas, colocando inicialmente 522 señales y paneles informativos BTT cuyo número se ha visto ampliado con el tiempo.

Y así es como un camino se convirtió en cuatro. Y si has llegado hasta aquí y aún tienes paciencia, te vamos a contar cómo realizamos la promoción y la dinamización en el Camino del Cid.

 

La(s) página(s) web, las Redes Sociales y otras hierbas

En el Consorcio Camino del Cid nos gusta decir que contamos con presupuestos ajustados: 192.500 euros de media por año. Puede parecer una gran cantidad, pero recuerda que nosotros actuamos sobre 2.000 km de recorrido. Sólo al año colocamos de media 2.490 señales.

Somos conscientes del esfuerzo que hacen las ocho diputaciones para sostener el Consorcio Camino del Cid, por eso tratamos de optimizar nuestros recursos en materia de promoción. Internet, aquí, es la clave. Desde el principio apostamos por este medio porque es la forma más económica de llegar a nuestro cliente final. Pensamos también que las webs tienen que ser operativas, de implantación rápida y coste bajo, porque los grandes y costosos proyectos de software cuyos desarrollos se prologan en el tiempo conducen a su obsolescencia antes, incluso, de que empiecen a funcionar en internet.

Por esta razón nosotros hemos desarrollado, a lo largo del tiempo, tres páginas web. La primera en 2004, la segunda en 2007 y esta tercera en 2016, mucho más intuitiva y eficaz. Esta última, que te invito a visitar, ha sido muy bien valorada por viajeros, pero también por los profesionales. Para nosotros es el corazón digital del Camino del Cid. En el año 2018 tuvimos 671.795 visitas.

Que más de medio millón de personas de todo el mundo la hayan visitado este año nos da ánimos para seguir en esta línea. De la web resaltaría la estructuración de los contenidos turísticos, los contenidos divulgativos sobre el Cid y el Cantar redactados por el catedrático Alberto Montaner y miembros de su equipo de investigación, y el visor cartográfico, que recoge miles de recursos patrimoniales y servicios turísticos. 

En 2010 lanzamos una de nuestras herramientas de comunicación más significativas: el boletín de noticias. Mensualmente enviamos a nuestros 8.906 suscriptores todas las novedades y actividades en el Camino del Cid, así como reportajes y entrevistas. El boletín es importante no sólo para dar a conocer nuestras actuaciones sino también las de las asociaciones, ayuntamientos y particulares. Todos juntos formamos el Camino del Cid. Si quieres formar parte de él y recibir el boletín, pincha aquí.

Las Redes Sociales son también una forma muy importante de comunicarnos con nuestros viajeros y cidianos de pro: en 2009 creamos las cuentas de Facebook y Twitter, que hoy cuentan con 13.886 y 5.333 seguidores respectivamente. También estamos dando nuestros primeros pasitos en Youtube e Instagram.

Además de nuestras propias plataformas, creemos que es muy importante estar en otras plataformas digitales de viajes, así que hemos incorporado la información del Camino del Cid a Wikiloc, Naviki, Wikiviajes, GPsies, Routeyou, Oudoor Active y OpenStreetMap. También estamos en la plataforma del Instituto Geográfico Nacional, merced a un convenio de colaboración que firmamos en 2017, y también en su aplicación móvil Mapas de España.

Hemos realizado igualmente dos aplicaciones móviles. En el año 2012, tras un importante esfuerzo interno de inventarización de recursos, lanzamos con Cotesa nuestra primera aplicación móvil en la que geolocalizamos y ofrecimos información sobre 391 BICs (Bienes de interés Cultural) y 100 hitos cidianos a lo largo de la ruta. En 2014 creamos con Gestionet una app diferente: un juego en español, francés e inglés, sobre el Camino del Cid para terminales móviles, para jugar en casa y hacerlo también ruta, descubriendo in situ los lugares y escenarios más importantes del Camino del Cid.

Algunos de los alumnos que participaron en el Concurso EscolarAlgunos de los alumnos que participaron en el Concurso Escolar
Precisamente con Gestionet creamos en 2007 un videojuego por entonces muy novedoso, basado en el Cantar de Mío Cid. El juego combinaba pruebas de conocimientos, estrategia, agilidad mental y elementos de azar que había que superar a lo largo del Camino del Cid. Para ello diseñamos la dinámica y argumentos del juego en ocho fases y elaboramos más de 4.000 preguntas de test. La verdad es que guardamos un gran recuerdo de este videojuego, del que editamos 20.000 unidades que repartimos entre colegios de toda la geografía española y ferias turísticas.

Con este videojuego lanzamos un concurso escolar en el que participaron 1.737 alumnos de 61 centros de las 8 provincias del Camino del Cid. El juego sirvió de material de aprendizaje no sólo para los colegios sino también para algunos institutos extranjeros que tenían el español como segunda lengua.

 

Los materiales promocionales en papel, tela, tinta...

La verdad es que siempre hemos apostado por las nuevas tecnologías para la promoción del Camino del Cid, pero también es cierto que a mucha gente le gusta "el papel". Iniciar un camino también es toquetear una guía o un folleto y desplegarlo una y mil veces hasta casi deshacerlo.

En 2005 editamos nuestro primer folleto genérico, de toda la ruta, con una primera tirada de 50.000 ejemplares. Ese mismo año editamos 8 folletos provincializados -más un genérico nuevo- con una primera tirada de 130.000 ejemplares. En 2012 decidimos cambiar nuestro criterio de promoción y diseñar los folletos por rutas, no por provincias, lo que era mucho más práctico para los viajeros. Era una decisión que ya habíamos tomado a nivel web. Lanzamos una primera edición de 88.000 ejemplares. Estos folletos fueron modificados y mejorados en 2017, e hicimos una primera tirada de 48.000 ejemplares. Por último, este año 2019 hemos diseñado un nuevo folleto genérico que puedes encontrar en las oficinas de turismo del Camino del Cid, con una primera tirada de 20.000 ejemplares. Aquí te los puedes descargar.

Y, claro, hemos fabricado también otros elementos promocionales, destinados especialmente a los escolares y los viajeros: marcapáginas; vídeos promocionales; cartelería sobre el Cantar de mío Cid, la vida del Cid y el Camino del Cid; libros ("El Camino del Cid XXS, del fotógrafo Asís Ayerbe) y también, aunque no es nuestra especialidad, algún que otro merchandising para dinamizar los puntos de sellado: camisetas, bandoleras, gorras, chapas, postales, dispensadores de folletos para las oficinas de turismo...

Materiales promocionales del Camino del CidMateriales promocionales del Camino del Cid

Uno de los documentos que no puede faltar a un viajero es el salvoconducto, la credencial del Camino del Cid que se sella en diversos lugares del itinerario. Los sellos son muy atractivos –los ha diseñado el genial Julián de Velasco-, y sirven, entre otras cosas, para que los viajeros se detengan en los pueblos pequeños y conozcan algo de su historia. Este salvoconducto, que incluso dio lugar a una novela escrita por Joaquín Gaitano y publicada en 2014, tiene otras ventajas, como descuentos en alojamientos y acceso a promociones puntuales. Comenzamos con el salvoconducto en 2006, con 57 localidades y 71 puntos de sellado. Hoy sellan el Salvoconducto 189 localidades y hay 503 puntos de sellado.
189 localidades de la ruta forman parte de la Red de Sellado del Salvonconducto del Camino del Cid189 localidades de la ruta forman parte de la Red de Sellado del Salvonconducto del Camino del Cid

A lo largo de estos años, también hemos ayudado o colaborado con autores y editoriales para sacar adelante proyectos sobre el Camino del Cid: un DVD del Camino del Cid, para el grupo Planeta; la edición de la Guía del Camino del Cid del País Aguilar escrita por Juanjo Alonso, el libro “El Cid” de Manuel Hidalgo para Gedisa, el libro fotográfico "El Camino del Cid" de Asís G. Ayerbe, el cómic del Camino del Cid del dibujante Antonio Perera, la guía "El Camino del Cid" para El Mundo, o la el libro del mismo título, escrito por María Ángeles Sánchez para Lunwerg. Son sólo algunos de los libros que se han publicado sobre nuestra ruta.

Algunas de las publicaciones sobre el Camino del CidAlgunas de las publicaciones sobre el Camino del Cid 

Dinamizando el Camino del Cid

Entramos quizá en una de las partes más importantes de nuestro trabajo. Para nosotros un camino es la gente que lo recorre y la gente que vive en los lugares por los que este discurre. Nos gusta pensar que el Camino del Cid es una ruta viva, y por eso realizamos actuaciones destinadas a que siga siendo así.

Los concursos son muy importantes en este sentido. En 2005 lanzamos el primer Concurso Fotográfico del Camino del Cid, por entonces las fotos se enviaban en papel fotográfico (qué tiempos). En sus once ediciones, se presentaron 3.731 fotografías a concurso. Este Premio ha sido sustituido, en 2018, por el Concurso de Vídeos del Camino del Cid, del que ya estamos preparando su segunda edición.

Más importante, sin duda, es para nosotros el Premio Premio Álvar Fáñez, que creamos en 2010. Este Premio está destinado a asociaciones de las 8 provincias del Camino del Cid, y premia a aquellos proyectos destinados a difundir, dinamizar y conservar el Camino del Cid. Para nosotros es un homenaje anual aquellos que, generalmente desde los pueblos, luchan para mantenerlos vivos.

Para nosotros este Premio es una de las "joyas de la corona": conocemos a todos los premiados (y a muchos no premiados también): forman parte de la “gran familia cidiana”. Sólo por eso vale la pena citar a las asociaciones ganadoras; están repartidos por toda la geografía del Camino: Asociación Cultural Mío Cid (Poyo del Cid, Teruel); Asociación Burgalesa Amigos del Caballo (Burgos); Asociación Vivar Cuna del Cid (Vivar del Cid, Burgos); Asociación Ultrafondistas sin Fronteras (Alicante); Asociación Cultural Amigos del Castillo del Cid de Jadraque (Jadraque, Guadalajara); Asociación de Mujeres de Hita (Hita, Guadalajara); Asociación Cidiana Tierra de Pinares (Quintanar de La Sierra, Burgos); Asociación de Vecinos del Rabal de Villena (Villena, Alicante); y la Asociación Cultural El Endrinal, de Bronchales (Teruel). ¿Qué asociación será la siguiente ganadora? Lo sabremos en 2020.

La comunicación con la gente que vive en los pueblos es, en buena medida, nuestra gasolina del día a día. Son ellos los que conocen mejor el Camino y, junto con las más de 90 Oficinas de Turismo, son los que reciben a los viajeros. Nosotros intentamos devolverles algo de lo que nos dan promocionando sus eventos: los estrictamente cidianos, aquellos otros que tienen naturaleza medieval, y también las fiestas de interés nacional e internacional. Hemos redactado más de un millar de noticias recogiendo sus iniciativas y también les apoyamos en aquello que nos solicitan para facilitarles el camino, y no nos vamos a cansar de hacerlo.

También es importante la comunicación que mantenemos a través de las redes sociales, que salpimentamos con pequeños, o grandes, concursos online: "Como lo vi te lo cuento" en el que los viajeros nos explicaban con una fotografía su experiencia en el Camino del Cid; el concurso “50 años de la película el Cid”, en el que buscábamos protagonistas para un posible remake de la película de Anthony Mann, con Charlton Heston y Sophia Loren; "Ocho carreteras singulares en el Camino del Cid", en el que buscábamos las ocho carreteras más atractivas para los cicloturistas; el concurso "Mío Cid, tuyo Cid" de dibujos para escolares; "#elsellomáschulo" destinado a dar a conocer los sellos del Salvoconducto del Camino del Cid y promoverlos entre las propias localidades; “El Cantar de mío Tweet” en el que buscábamos los versos más sugerentes del Cantar, o el "Y tú... ¿de quién eres?", gracias al cual conocimos cómo se apodaban y los apelativos más curiosos de los pueblos del Camino del Cid.

Paneles de la exposición fotográficaPaneles de la exposición fotográfica

Otro elemento a tener en cuenta son las exposiciones itinerantes, pequeñas y fáciles de trasladar: para nosotros es una herramienta más para dar a conocer el Camino del Cid sobre todo en los propios pueblos que forman parte de la ruta. En 2005 fabricamos una exposición sobre el Camino del Cid que itineró por 33 localidades entre 2005 y 2006 por 33 localidades; en 2007 fabricamos la exposición "Visiones de un camino" que itineró entre 2007 y 2010 por 49 localidades del Camino del Cid. Y en 2010 fabricamos una nueva exposición fotográfica que entre 2010 y 2014 itineró por 46 localidades. Llevamos así el Camino a 128 localidades del Camino del Cid, y también entre 2005 y 2007 llevamos el Cantar de Mío Cid a 16 pueblos, en forma de música, a través de los conciertos de Emiliano Valdeolivas y su grupo.

 

Promoción Promoción Promoción

Ya sabéis cuál es nuestra postura al respecto: la mejor promoción es el boca a boca. Hace mucho tiempo la promoción institucional se hacía a base de talonario, pero nosotros pensamos que eso no funciona. Quizá sí antes, pero no ahora: los mensajes imperativos (“ven”, “siente”, “descubre”) no suelen ser muy efectivos, no tanto como las experiencias positivas de los viajeros “reales” a través de las redes sociales.

Nuestro planteamiento en este sentido es esforzarnos por ofrecer información veraz y dar un buen servicio, cosa que los viajeros suelen descubrir desde que marcan nuestro teléfono o envían un correo para hacernos una consulta. En este sentido, aunque nuestra oficina en Burgos es una oficina de gestión y no turística (ya que para eso están las oficinas de turismo) hemos resuelto más de 9.000 consultas desde 2005, y nos encanta que sigan haciéndolo. 

Dicho esto, toda promoción es importante. Creo que el Camino del Cid dio un salto muy importante en 2007, cuando promovimos, con la asesoría científica de Alberto Montaner, catedrático de la Universidad de Zaragoza y el mayor experto del Cantar de Mío Cid, la conmemoración de los 800 Años del Cantar. Creo que esta modesta celebración –nos hubiera gustado que hubiera tenido mayor alcance- situó al Camino del Cid en otra esfera y sirvió para dar un nuevo aire a la figura del Cid. Se publicaron un buen número de reportajes, y por primera vez el Camino del Cid dejó de ser un perfecto desconocido. Puedes encontrar algunos de ellos pinchando aquí.

En particular, los medios especializados en turismo y actividades de aire libre, nos han tratado siempre muy bien, sobre todo teniendo en cuenta que no solemos encargar reportajes pagados. Pensamos que les gusta el Camino del Cid, y que ven en este proyecto una oportunidad para esa “España vacía” a la que me refería al principio. Esto dice mucho de la profesionalidad y honestidad de los periodistas que escriben en esos medios. Algunos de ellos nos han lanzado algunas perlas estupendas, y no me resisto a incluir aquí una pequeña selección (lo siento, ya os advertí que este artículo iba a ser muy atípico, no me lo tengáis en cuenta). Para nosotros, es también un homenaje a su labor. No puedo citar a todos, muchos son buenos amigos y entenderán el “olvido” por cuestiones de espacio:

"El Camino del Cid es hoy por hoy el itinerario para senderistas y cicloturistas mejor cuidado y más interesante de España (…) Es una de las rutas más fascinantes que puede emprender un viajero en nuestro tiempo, ya sea a pie o en bicicleta".
Dioni Serrano, redactor jefe de la revista Grandes Espacios.

“El Camino del Cid se ha convertido en una de las grandes rutas cicloturistas de España y una buena alternativa a los masificados caminos de Santiago”.
Paco Nadal para El Viajero, suplemento del periódico El País.

“La principal característica de este ambicioso producto turístico es, con todo, la honestidad con la que se ha concebido y diseñado. No se vende humo”.
Ricardo Ortega, director de la revista ARGI.

“Nuestra más agradecida felicitación a la completa página web www.caminodelcid.org, donde queda recogida toda la información necesaria para no perder detalle de la rica y variada ruta”.
Marcos Blanco, redactor de la revista “La Moto”.

“Es increíble la cantidad de información que tienen en la página web, se lo han currado un montón”.
Pablo García, responsable del blog conalforjas.com.

“El Camino del Cid, una de las mejores rutas para pedalear”.
Elena Sevillano, Suplemento El Viajero. El País.

“Las Rutas del Cid, un conjunto de itinerarios perfectamente señalizados, organizados y documentados”.
Javier Prieto Gallego, Siempre de paso.

“Para recrear el Camino seguido por el caballero, surgió el Consorcio Camino del Cid en 2002 (…). Poco a poco han ido marcando el recorrido, mejorando su página web, con excelente información (…) Un magnífico punto de partida y apoyo a lo largo de toda la ruta”.
José Mª Fernández. Revista Bike.

“Bien señalizado, y con abundante información disponible, el Camino del Cid forma parte del círculo de grandes viajes para hacer en bici por nuestro país”.
Javi Bañón, director de Bicitravel.

“Ruta emblemática”
Juanma Montero, Revista Bicifácil.

“El Camino del Cid, una de las 10 mejores rutas para descubrir y conocer España en bici”.
Ricardo Guillén, El Mundo. Suplemento de Viajes.

"El Camino del Cid es una de las grandes rutas cicloturistas españolas", "Una travesía esencial para descubrir regiones poco visitadas que han adquirido el protagonismo y consideración que merecen gracias al paso de la ruta cidiana", "La página web oficial del Camino del Cid es excelente".
Juanjo Alonso, el Kapi Pedales. Revista Oxígeno.

“El Camino del Cid es una de mis rutas preferidas. Se trata de una ruta que los ciclistas tienen que hacer al menos una vez en la vida”.
Chus Blázquez, “Viajando despacio”.

Pero sin duda, una de las grandes actuaciones promocionales del Camino del Cid llegó en 2008, cuando promovimos la realización de la serie documental del Camino del Cid dirigida por Francisco Rodríguez y realizada por Televisión Española, y que tuvo como presentador al actor Manuel Galiana, y como asesor histórico a José luis Corral. Sólo en su emisión de 2008 por La 2 de TVE tuvo 4.400.000 espectadores. Fue también emitida por el Canal Internacional y sucesivos pases en La 2: en 2009 obtuvo más de cinco millones de espectadores, y en 2010, 1.360.000.

Un momento del acto de presentación de la serie documental del Camino del Cid en TVEUn momento del acto de presentación de la serie documental del Camino del Cid en TVE

Hay algunas actuaciones promocionales que recordamos, por diferentes motivos, con mucho cariño. Una de ellas fue la campaña que hicimos con la ONCE en 2008: desde el 18 de septiembre hasta el 23 de diciembre de 2008, lanzamos 65 cupones con fotografías de 65 poblaciones del Camino del Cid. En total se distribuyeron 325 millones de cupones con nuestra imagen. La otra, también en 2008, la hicimos en colaboración con las Diputaciones de Burgos y Soria, que nos ofrecieron sus bibliobuses para que diseñáramos su exterior con motivos del Camino del Cid. Aún hoy podemos verlos por nuestras carreteras.



Bibliobús del Camino del Cid de la provincia de SoriaBibliobús del Camino del Cid de la provincia de Soria

Otra actividad muy importante para nosotros, pero muy diferente, fue la creación en 2008 del Premio Internacional de Literatura de Viajes Camino del Cid. Conocemos bien el poder de los libros, no en vano nuestra ruta se basa en un poema medieval. Pensábamos que era importante situar al Camino del Cid en la esfera literaria de la que nunca ha salido, y del mismo modo que el Cantar es una invitación a viajar por España, queríamos dar a conocer otros libros que sirvieran para ofrecernos una visión más amplia del mundo.

En sus cinco años de recorrido (no descartamos nunca retomarlo cuando se den las circunstancias idóneas), resultaron ganadores David Jiménez, con Hijos del Monzón (Kailas); Rory Stewart, La huella de Babur (Alcalá); Javier Lucini, Apacherías del Salvaje Oeste (Mono Azul); Miguel Gutiérrez Garitano, La Aventura del Muni (Ikusager), y Jordi Esteva, Socotra, la Isla de los Genios (Atalanta). Formaron parte de nuestro jurado, escritores y periodistas como Rosa María Calaf, Javier Reverte, Lorenzo Silva, Eduardo Jordá, Jon Sistiaga, Carlos García Gual, Sebastián Álvaro, Óscar Esquivias, Javier Martínez Bermejo, Luis Alberto de Cuenca, Jacinto Antón.

También tienen un importante papel en la promoción los workshops o jornadas turísticas para profesionales, turoperadores y agencias: desde Málaga a Barcelona, hemos acudido allí donde estaban interesados por nuestro itinerario. Y por supuesto asistimos a ferias de turismo (Fitur, Intur, Bike Portugal, Vlc o Unibike, entre otras), aunque no en todas actuamos de la misma manera, ya que ni todas son iguales ni la rentabilidad es la misma. Recuerdo, sin embargo, algunas especiales, como FITUR 2007, durante la cual organizamos un juego de búsqueda de lugares dentro la feria con brújulas en el que participaron casi 15.000 visitantes, o la Unibike 2016, en la que nos reunimos por primera vez con tantos amigos del cicloturismo.

También nos hemos reunido, y seguiremos haciéndolo este año, con responsables de las Oficinas de Turismo y empresarios del Camino del Cid en todas sus provincias. Este tipo de encuentros es muy importante: nos sirven para recoger sus sugerencias y también explicarles nuestros proyectos e implicarles en ellos. En 2009, por ejemplo, creamos la Red de Alojamientos del Camino del Cid, formado por un grupo de alojamientos dispuestos a sellar el salvoconducto y ofrecer a los viajeros un descuento mínimo del 10%. Ese año empezamos con 55 "valientes", hoy pertenecen a esta red 247 alojamientos.

También los Ayuntamientos colaboran con nosotros de diversas maneras. Una de ellas es con la creación de puntos de acogida para pernoctar una noche en aquellos pueblos donde no hay alojamientos y la noche ha cogido desprevenido al viajero. Actualmente hay en la ruta 14 puntos de acogida.

 

Rumbo al exterior

 
El último paso natural del Camino del Cid es su promoción exterior. El Camino del Cid siempre ha tenido vocación internacional, entre otros motivos porque el Cid es el personaje medieval español más conocido fuera de nuestras fronteras y, junto al Quijote y el Don Juan, uno de los tres grandes mitos de la literatura española. Precisamente la página web en inglés que hemos presentado en abril de 2019 pretende ser nuestra más elocuente embajadora en el mundo de habla inglesa.

A lo largo de los años hemos realizado actuaciones con Oficinas de Turismo de España en el extranjero, y se han publicado reportajes del Camino del Cid en México, Alemania, Francia, Reino Unido, Holanda, o Estados Unidos. También hemos trabajado con algunos Institutos Cervantes (todos han tenido nuestros materiales). Pero el salto cualitativo se produjo el 22 de enero de 2016 en Fitur, cuando presentamos ante los responsables de las Oficinas de Turismo de España en el extranjero las Rutas Culturales de España, una marca creada por Turespaña para la promoción en el exterior de rutas significativas de nuestra geografía.

Mostrador de "Rutas Culturales de España" en la World Travel Market de Londres Mostrador de "Rutas Culturales de España" en la World Travel Market de Londres

Compartimos aventura con los Caminos de Arte Rupestre Prehistórico, Vía de la Plata, Rutas de Carlos V y Caminos de Pasión. Juntos trabajamos en el diseño de estrategias conjuntas, editamos materiales promocionales, nos reunimos con turoperadores y acudimos con stand propio, bajo el pabellón de Turespaña, a las ferias turísticas más importantes del mundo: TOP Resa de París, World Travel Market de Londres e ITB de Berlín, así como otras sectoriales, como la feria de cicloturismo de Utrecht.

Y hasta aquí hemos llegado. El Camino del Cid sigue adelante, es un esfuerzo colectivo y también un ejemplo colaborativo entre las ocho diputaciones que crearon este proyecto y lo hacen posible: nada existiría sin ellas. Lo que venga en el futuro es todavía una excitante página en blanco.