FAQ - Preguntas Frecuentes

 

Recorrer el Camino del Cid en tiempos del COVID-19

Hemos habilitado una sección con información de actualización permanente sobre las medidas sanitarias que pueden afectarte a la hora de iniciar tu viaje por el Camino del Cid: qué puedes y no puedes hacer, y qué medidas de seguridad debes seguir. Sigue las recomendaciones oficiales y ya lo sabes: protégete y protege a los demás.  Pincha aquí para obtener toda la información.

 

¿Por qué el Camino del Cid es tan largo y tiene tantas "curvas"?

El Camino del Cid se basa en el Cantar de Mío Cid, un poema épico medieval. Es, esencialmente, un camino literario: el poeta conduce al Cid y a sus hombres por lugares a veces muy distantes entre sí, de ahí sus dimensiones. La trama tampoco es lineal, ya que en el camino se entrecruzan diversas historias que suceden en un lapso de tiempo superior a los cinco años. De todas formas, para que puedas recorrerlo sin dificultades hemos dividido el Camino en once rutas tematizadas  de entre 50 y 300 km que puedes recorrer independientemente, según tus gustos y tu tiempo, o combinarlas entre sí.

Si quieres saber cómo se configuró el Camino del Cid, pincha aquí.

 

¿Cómo puedo recorrer el Camino del Cid?

Puedes recorrer el Camino del Cid:

 

¿Cuál es la mejor época para recorrer el Camino del Cid?

El Camino del Cid discurre por geografías con características y climas muy diferentes. En general, la mejor época para recorrer este itinerario es la primavera y el otoño: mediados de abril, mayo, junio, principios de julio, octubre y principios de noviembre son a priori los meses ideales. El verano no es mala época, pero recomendamos salir muy de mañana, por las altas temperaturas durante el cénit del día.

Hay dos rutas, sin embargo, muy interesantes para realizar en invierno: La Defensa del Sur y el Anillo de Gallocanta:

  • La primera recorre las provincias de Valencia y Alicante, entre Valencia y Orihuela: la temperatura, en general, resulta fresca pero agradable, si bien por las mañanas y las noches baja bastante en las zonas de sierra. Es una época ideal para recorrer esta ruta, sólo condicionada por las horas de luz. Aquí puedes leer la crónica del viaje que hicimos por la ruta BTT en invierno.
  • La segunda es el Anillo de Gallocanta, entre Daroca y Gallocanta. En invierno las temperaturas son extremadamente bajas, pero las lagunas se convierten en un fantástico observatorio de aves migratorias, especialmente grullas, lo que hace que sea una ruta muy apetecible, y diferente, en esta época del año.

Y una precisión sobre el invierno: a pesar de la dureza del clima, las precipitaciones son menos abundantes de lo que pueda creerse, y por otro lado la ropa técnica cada día es mejor. Así, son cada vez más los que deciden iniciar alguna de las rutas del Camino del Cid en esta época: viajeros especiales que buscan nuevas experiencias, más intensas y a flor de piel. Aquí te damos nuestra opinión sobre las ventajas y desventajas de recorrer el Camino del Cid en invierno.

En todo caso recuerda que todas nuestras topoguías senderistas, BTT y cicloturistas cuentan con cuadros climatológicos donde podrás hacerte una idea de las temperaturas máximas y mínimas, pluviometría y horas de luz en cada una de nuestras rutas.

 

Una vez en ruta recuerda que podrás recabar más información en las Oficinas de Turismo del Camino del Cid.

ALC: 16.05.20