Tierzo (Guadalajara)


Tierzo es un municipio de la comarca del Señorío de Molina. Se cree que su origen toponímico está relacionado con el periodo romano y con un miliario que indicaba la distancia entre poblaciones o su ubicación concreta en el marco de la vía romana. Es posible que a principios del siglo XI, la zona de Molina de Aragón perteneciera al reino taifa de Zaragoza. Tierzo era un enclave estratégico al ser zona de paso entre Levante, Castilla y Aragón. Testigos de ello son las ruinas de dos construcciones defensivas de la época islámica que quedan en Tierzo: el castillo de los Moros y la Torrecilla la Rubia, una torre de vigilancia. 

Según el Cantar, el Cid impuso un tributo al señor musulmán de Molina. Este, de nombre Avengalbón, se convierte en un fiel aliado y amigo de paz. Cuenta la tradición que Rodrigo, en sus recorridos por la zona, pasó unos días en la Casa Fuerte de la Vega de Arias (también conocida como Casa del Cid), una construcción fortificada que aún permanece en Tierzo en un aceptable estado de conservación.

Qué ver y hacer en Tierzo

Tierzo ofrece interesantes atractivos para el viajero del Camino del Cid. Forma parte del Geoparque de la Comarca de Molina-Ato Tajo, uno de los más extensos de Europa y de gran interés medioambiental. En la carretera que va de Molina de Aragón a Checa, y pasando por el término municipal de Tierzo, se encuentran las Salinas de Armallá. Aunque utilizadas por los celtíberos y después por los romanos (se han encontrado restos de esta época en la zona) parece ser que fueron los árabes quienes comenzaron la explotación directa de la sal. En el Fuero de Molina, a mediados del siglo XII, se hace mención a estas Salinas aunque su momento de gloria – en producción y valor- tuvo lugar entre los siglos XIII y XVI. En el XVIII, durante el reinado de Carlos III, se realizaron importantes mejoras en las instalaciones resultando el conjunto que hoy en día se puede contemplar.

A las afueras de Tierzo, el visitante podrá acercarse a la Casa Fuerte de Vega de Arias, singular construcción gótica en la que, según la leyenda, el Cid pasó una noche durante su destierro. Aunque de propiedad privada, puede apreciarse desde el exterior y rodearse. 

También resulta de interés la iglesia parroquial dedicada a la Natividad de la Virgen. Custodia interesantes pinturas que decoran las cubiertas del templo. En su interior, además, se expone un singular cuadro de 1845 que explica la tradición de los capirotes de Tierzo. Se trata de una procesión inspirada en una especie de rogativa contraída en 1653, como consecuencia de una epidemia de cólera en la que murieron veintiún vecinos en un trimestre. De forma votiva, los habitantes de Tierzo ofrecieron a la Virgen, a la que se encomendaron, ir andando en procesión hasta su ermita en el barranco de la Hoz, rezando y acompañándose de cánticos marianos, para que no hubiese más muertes a causa de la epidemia. Tras el parón como consecuencia de la emigración, la tradición se recuperó en 1999 celebrándose a finales del mes de junio. Abre la procesión un niño -al que generalmente se asemeja con un ángel- que viste de color marrón. Le sigue un porta estandarte, sin cubrir, aunque vestido de blanco, como sucede con los demás romeros, que usan túnica totalmente blanca y cubren su cabeza con un capirote de forma cónica muy apuntada y dos aberturas a la altura de los ojos.

Información práctica

  • Ayuntamiento: Plaza Mayor, 1 (19390)
  • Teléfono: 949 831 625
  • Correo electrónico: tierzo@local.jccm.es
  • Habitantes: 25
  • Altitud: 1196 m.

Rev. PAB:18.03.2020