La Hoz de la Vieja (Teruel)


Textos datados en 1280 nombran a la localidad como Foz la Viela mientras que un texto posterior, relativo a la comarca de Daroca, ya habla de Fox de la Viexa. En cualquier caso coge su nombre de los materiales rojos del triásico inferior, Rubiel ó Rubiello y a la hoz que los pasa. Así pasamos de Foz Rubiella a Foz la Viela y finalmente a Hoz de la Vieja.

Situada en la sierra de Cucalón entre roquedales y barrancos, La Hoz de la Vieja se encuentra al pie de la torre fortaleza construida por los propios vecinos en el año 1363 para no tener que pagar tributo a Montalbán. Aunque desmochada, sigue conservando mucha de su esbeltez original. Conserva sus almenas y muestra varias saeteras. En el casco urbano de La Hoz de la Vieja merece una visita la iglesia de Nuestra Señora de la Nieves, del siglo XV, en la que destaca su torre campanario de estilo mudéjar.

La Hoz de la Vieja, quizás debido a las malas comunicaciones que tuvo hasta ya entrada la década de los 90, conserva vocabulario, ritos e incluso costumbres ya desaparecidas en algunos lugares. Es interesante el Museo del Pan, ubicado en el antiguo horno de pan que hasta los años 50 utilizaban los vecinos para hornear su pan y sus dulces. El visitante podrá encontrar todos los utensilios necesarios en el proceso de producción y visitar dos exposiciones permanentes, una de fotografías antiguas y otra de plantas autóctonas. El precio para la visita es de dos euros (niños menores de siete años entran gratis).

Información práctica

  • Ayuntamiento: Plaza de la Iglesia, s/n (44791)
  • Teléfono: 978 810 301
  • Correo electrónico: exulve@gmail.com
  • Habitantes: 84
  • Altitud: 931 m.

Rev. PAB: 25.03.2020