VIAJAR POR EL CAMINO DEL CID

07-02-2019

 

Alberto Luque Cortina

Acabamos de editar los primeros 20.000 ejemplares de nuestro nuevo folleto. Se trata de un folleto general que viene a complementar los cinco anteriores, más específicos, que describían una por una las trece rutas que enhebran este itinerario. Este nuevo folleto no viene, pues, a sustituir a estos, sino a complementar los anteriores, y convivirá con ellos en las oficinas de turismo, donde están a vuestra disposición.

La edición de un folleto general era algo muy demandado por los viajeros, que querían disponer de un mapa donde ver, de una ojeada, todo el trazado. Esta necesidad parece tan evidente que cabe preguntarse: ¿cómo no lo habéis hecho antes?

Os lo explico.

 

El Camino del Cid, una ruta literaria

Se me ocurren muchas razones para viajar por el Camino del Cid. Una de ellas es la posibilidad de llegar y visitar lugares que de otro modo no conocerías. Aunque la columna vertebral de este itinerario está formada por pueblos y ciudades de relevancia turística (hay 39 localidades declaradas Conjunto Histórico Artístico), el grueso del itinerario discurre por pequeñas poblaciones alejadas de los grandes circuitos y promociones.

 

Huesa del Común, Teruel.Huesa del Común, Teruel.Esto es debido, entre otros motivos, a que el Camino del Cid es, en esencia, una ruta literaria basada en el Cantar de mío Cid, un poema medieval de frontera de finales del siglo XII o principios del siglo XIII. Las fronteras medievales eran zonas extensas, otrora peligrosas, y poco pobladas. Aún hoy, esos territorios conservan esta última peculiaridad, palpable en sus vastos paisajes, a veces abrumadores, siempre tranquilos, en los que el contacto con el medio natural se produce instintivamente.

Monreal de Ariza, Zaragoza.Monreal de Ariza, Zaragoza.

La esencia literaria de este itinerario tiene como segunda consecuencia su longitud extrema: el Camino del Cid no es un trayecto monitorizado por Google Maps para unir dos puntos por la vía más directa o rápida; por el contrario, recupera los lugares en los que tienen lugar las aventuras que viven sus protagonistas en el discurrir de los años. En su transcurso se producen numerosos meandros argumentales, que son los que han dado lugar a un trazado un tanto enrevesado. Si tenéis acceso al folleto genérico -podéis descargarlo aquí, aunque lo mejor es conseguir una copia en papel en las Oficinas de Turismo- podréis comprobarlo.

Aguilar de Anguita, Guadalajara.Aguilar de Anguita, Guadalajara.

Viajar, esta es la cuestión

Sin embargo, a la larga, esta peculiaridad ha demostrado ser una virtud, porque en esas curvas y pliegues se esconde la verdadera razón de ser del Camino del Cid: la riqueza asombrosa de nuestros pueblos de interior. Y no me estoy refiriendo a los ocho Patrimonios de la Humanidad de origen medieval, a las más de 200 fortalezas y construcciones defensivas, o a los más de 50 espacios naturales que atraviesa; me refiero a algo más apegado a la tierra, y que tiene que ver con la gente que habita esos pueblos. Tiene que ver con las impresiones y experiencias, íntimas e intransferibles, de cada viajero. Tiene que ver con olores, sonidos, y conversaciones. Tiene que ver el descubrimiento personal. Y esta es la esencia del viaje.

Arbujuelo, Soria.Arbujuelo, Soria.

Esta riqueza pasaba inadvertida a quienes buscaban llegar a Valencia desde Burgos por la ruta más corta. Vaya por delante que cada uno hace con su tiempo y sus días de vacaciones lo que le da la gana, pero nosotros pensábamos que ese planteamiento era, en sí, una merma, porque se perdían la oportunidad de adentrarse en esos territorios. Por esta razón decidimos dividir el itinerario, que en conjunto suma 2.000 km, en trece rutas tematizadas de entre 50 y 300 kilómetros.

 

Bocairent, Valencia.Bocairent, Valencia.

Desde ese momento nuestra vocación fue la de dar a conocer esas rutas y explicar que el Camino del Cid no propone un destino (eso tiene que ver más con la idea de trasladarse), sino un viaje. Y la cosa ha funcionado. A día de hoy la mayor parte de los viajeros realiza una ruta un año, otra el siguiente, y así sucesivamente. El común denominador de sus comentarios se resume en dos frases: "No me lo esperaba" y "Lo mejor: la gente".

En general, creo que la mentalidad con la que abordamos actualmente los viajes ha cambiado: lo mejor no es lo que aparece en las guías o lo que transmiten las fotos que acumulamos en el móvil; lo mejor lo llevamos en nuestro interior, y es intransferible.

Los Calpes, Castellón.Los Calpes, Castellón.

Este folleto, por tanto, no es sólo un material divulgativo interesante, sino la culminación de una idea y de una forma de entender el viaje. Se trata de una invitación a iniciar una aventura personal siguiendo el decurso de una historia legendaria que sigue viva, gracias al poder de la literatura, después de 800 años.

 

Pincha aquí para...

...descargarte los folletos del Camino del Cid.

...saber cómo se diseñó el Camino del Cid.

...saber cómo puedes recorrer el Camino del Cid.

 

  • Un Cid reflexivo, de perfil, ataviado con cota de malla y yelmo, protagoniza la magnífica portada que firma Julián de Velasco
  • El folleto incorpora un mapa general donde aparecen los 390 pueblos que forman parte del Camino del Cid
  • "Radiografía del guerrero", seis pistas para acercarse más al personaje
  • Jimena, Alfonso VI, incluso los Infantes de Carrión, también aparecen reflejados en el folleto
  • Detalle interior con aspectos informativos de interés
  • Las rutas que forman parte del Camino del Cid también se incorporan en el folleto