El Solar del Cid

Solar del Cid, Burgos / ALC.
Ubicación:

Calle Fernán González, junto al Arco de San Martín . Burgos

Teléfono:

947 288 874 (Oficina de Turismo de Burgos)

El Solar del Cid es un monumento construido en 1784, obra del artista José Cortés, que señala el lugar donde tradicionalmente, sin fundamento histórico firme, se dice que tuvo una casa el mismo Cid, propiedad que habría pasado posteriormente a manos del Monasterio de San Pedro de Cardeña. Se trata de un solar embaldosado donde destaca un pedestal sobre el que se rigen tres monolitos con los escudos de Burgos, de San Pedro de Cardeña y, en medio, una leyenda conmemorativa con el blasón del Cid, que reza: «En este sitio tuvo su casa y nació el año de 1026 Rodrigo Díaz de Vivar, llamado el Cid Campeador. Murió en Valencia en 1099 y fue trasladado su cuerpo al monasterio de San Pedro de Cardeña, cerca de esta ciudad, la que para perpetuar la memoria de tan esclarecido solar de un hijo suyo y héroe burgalés, erigió sobre las antiguas ruinas este monumento en el año 1784, reinando Carlos III".

En realidad, la vinculación del Cid a Burgos es doble: histórica y legendaria, siendo más intensa la segunda que la primera. Históricamente sabemos que siendo niño Rodrigo pasó largas temporadas aquí al servicio del príncipe Sancho, luego rey de Castilla. Por su vinculación con Vivar es posible que el Cid tuviera propiedades en la por entonces emergente ciudad, e incluso es probable que se casara aquí con Jimena, en julio de 1074. En la primavera de 1081, con su primer destierro, el Cid tuvo que dejar Burgos y no volvió hasta 1087. Ese mismo año, y con el apoyo de Alfonso VI, partió para reforzar el ejército del rey de la taifa de Zaragoza, Al Mustain, que ambicionaba Valencia. Después de algarar regresó a Burgos a finales de 1087 para partir de nuevo, y esta vez definitivamente, en la primavera de 1088.

Es muy probable que en el siglo XIII esta zona donde hoy se encuentra el "solar del Cid" formara parte de la aljama judía, así que casualmente este sería el lugar al que, según el Cantar, Martín Antolínez se dirigió para buscar a Rachel y Vidas, a fin de solicitarles el préstamo engañoso con el que financiar las aventuras del Cid.

Visita. Libre.

Rev. ALC: 08.09.17