Albatera (Alicante)


El nombre de la población procede del árabe (camino) y probablemente hace referencia a la antigua calzada romana (Vía Augusta) que discurriría próxima.

En el siglo XIII, tras la conquista cristiana, Albatera quedó incluida en la Corona de Castilla y, por privilegio de Alfonso X el Sabio de 1266, bajo la jurisdicción de Orihuela. En 1296 Jaime II, rey de Aragón, ocupó el reino de Murcia, y Albatera, juntó con Cox y Crevillente ,se integró al señorío de Arráez de Crevillente, dependiente del reino de Aragón. En ese año, el rey concedió salvoconducto a los moros de Albatera, Cox y Crevillente, para que pudieran volver a sus lugares de residencia y dedicarse a sus tareas agrícolas. Por la sentencia arbitral de Torrellas de 1304 y el acuerdo de Elche de 1305, se fijaron los límites entre Castilla y Aragón por la línea del río Segura, cuya parte meridional, que incluía Albatera, quedó anexionada al Reino de Aragón.

En el siglo XVI la familia Rocafull estaba a la cabeza del señorío de Albatera; fueron ellos lo que edificaron un palacio renacentista que lamentablemente no ha perdurado hasta nuestros días, a excepción de la portada de entrada.

Qué ver y hacer en Albatera

Albatera se ubica en una extensa llanura cultivada dentro de la Vega del Segura, sólo interrumpida por la Sierra de Callosa y la Sierra de Crevillent. El clima seco con escasa pluviometría se compensa con una profusa red de acequias y canales que aprovechan eficientemente las aguas del río Segura para poner en valor sus extensos cultivos de regadío, dominados por hortalizas y frutales tan singulares como granados, higueras, limoneros o caquis.

El visitante descubrirá, paseando por sus calles, el parque de la Huerta, un singular espacio verde donde tomar un respiro y disfrutar de sus jardines y fuentes. Muy próxima a este, junto al Ayuntamiento, se encuentra la iglesia del Santiago Apóstol, edificio barroco de grandes dimensiones levantado en el siglo XVIII.

 

Información práctica

Rev. ALC: 07.08.2020