El Camino del Cid amplía su oferta cicloturista a la modalidad gravel

03-09-2021
Castillo de Gormaz, Soria / Timo Rokitta

Teruel, Vía Verde / Timo RokittaTeruel, Vía Verde / Timo Rokitta
Hemos testado el Camino del Cid y creado un track mixto de caminos y carreteras secundarias para que disfrutes con tu bici gravel. 1.500 km por el interior de España hasta el Mediterráno. Por su longitud y los territorios que atraviesa es una de las propuestas gravel más ambiciosas de nuestro país. 

El auge de la bicicleta en España ha supuesto la aparición de nuevos tipos de bici y de formas de practicar el cicloturismo. De entre todas, destaca la irrupción de la bicicleta gravel, de apariencia similar a una bici de ciclocross, pero preparada para realizar viajes y largas distancias por pistas y caminos rurales. Se trata de una moda importada de Estados Unidos que no ha dejado de crecer, hasta el punto que sus ventas, en España y en Europa, se han disparado en los últimos años.

Este tipo de bicicleta se mueve con soltura por carreteras y por pistas y caminos rurales, pero carece de la versatilidad de una btt a la hora de afrontar senderos o pistas escabrosas. Por este motivo, al objeto de ofrecer una nueva alternativa cicloturista, el Consorcio Camino del Cid ha trazado una ruta específica para los usuarios de esta modalidad, utilizando como base las rutas btt y cicloturistas ya existentes, pero evitando los tramos btt más dificultosos e incómodos.

El resultado es una ruta para bicicletas gravel de 1.500 km, cuyos tracks ya se pueden descargar desde la web oficial del Camino del Cid. Se trata de una propuesta bastante compensada que discurre mayoritariamente por pistas, caminos, y carreteras secundarias con poco tráfico. A partir de ahora, los ciclistas gravel, y también los usuarios de bicicletas de trekking, disponen de una nueva alternativa de 1.500 km para cruzar España de noroeste a sudeste, siguiendo las huellas del Cid Campeador.