Matillas

Matillas se encuentra a medio camino entre Sigüenza y Jadraque, en la ribera del Henares. El paisaje es predominantemente cerealístico con alternancia de monte bajo. El edificio más significativo de la localidad es la fábrica, ya abandonada, de cementos "El León". Esta fábrica ha sido la gran protagonista del auge y declive de Matillas desde principios del siglo XX, y posee un inesperado valor desde el punto de vista del patrimonio industrial.

Originalmente, la localidad actual fue un barrio creado a principios del siglo XX en torno a la fábrica de cementos, abierta en 1909, y a su estación de trenes. La primera Matillas, la ahora denominada "Matillas la Vieja", se erguía en un altozano a un kilómetro y medio del pueblo, y fue progresivamente despoblándose en beneficio del barrio nuevo junto a la fábrica, hasta que en 1965 Valerio Cañamares y su familia abandonaron la última casa habitada de la localidad.

 Hoy Matillas "la vieja" es un despoblado. Vale la pena acercarse hasta él y pasear entre sus calles y casas derruidas. Un pueblo abandonado ofrece siempre una perspectiva diferente del silencio, es como caminar entre un cementerio de elefantes. La antigua parroquia de Nuestra Señora de la Blanca conserva aún algunos elementos arquitectónicos del románico tardío de repoblación (siglo XIII), y ofrece unas magníficas panorámicas del valle. Aún se conserva en la parroquia de Matillas, la vieja pila tardo-románica.

Información práctica

  • Dirección postal del ayuntamiento: Plaza Mayor, 1
  • Teléfono: 949 305 078
  • Habitantes: 134
  • Altitud: 818 m.

Rev. ALC 06.06.17