Almussafes (Valencia)

Almussafes, de origen árabe, estaba formada por varias alquerías y una torre. En la población existía una aduana, (en árabe mazaf, de donde proviene el nombre de la villa: Almazaf) donde se cobraban los derechos de tránsito de las mercancías que entraban y salían de la vecina ciudad de Valencia.

En enero de 1094, mientras el Cid asediaba la ciudad de Valencia, un ejército almorávide acampó aquí. El ejército venía a levantar el cerco de Valencia, pero se retiró tras producirse una gran tormenta que trajo una fuerte riada y que desbarató el ejército musulmán. La suerte, como dice el refrán, es de los intrépidos.

 

Qué ver y hacer en Almussafes

Como su nombre de origen árabe parece adelantar, Almussafes se encuentra a mitad de camino entre la Ribera Alta y la Ribera Baja: la huerta y la Albufera. Sin embargo, es muy probable que el significado de su nombre haga referencia a su posición estratégica, asentada en un cruce estratégico a “medio camino” de la vías que unían Xàtiva y Dénia con Valencia

El paisaje de huertas y campos de frutales que rodea la población rezuma verdor y frescor, gracias a la intrincada red de acequias que desde hace siglos han permitido poner en valor sus tierras para convertirlas en uno de los mejores vergeles de la provincia. El punto culminante de la expansión del regadío llegará en el siglo XVIII con la culminación de la Acequia Real del Híjar (iniciada en el siglo XIII) que permitirá la instalación de numerosos molinos para la molienda de harina y arroz, y que hoy todavía se conservan.

Es de suponer que por su cercanía a la Vía Augusta romana el entorno de Almussafes ya tuviera algún tipo de asentamiento de esa época. Sin embargo, los primeros restos documentados conservados apuntan a  una alquería árabe que contaría con la torre defensiva del Racef que actualmente se conserva en el centro de la población y está acondicionada para su visita. 

El paisaje urbano de Almussafes se ha transformado en los últimos años, intercalando modernos edificios entre las casas bajas tradicionales, a lo largo de calles rectas. La calle Mayor es su columna vertebral, en ella podremos ver algunas casas señoriales que han resistido el paso del tiempo y, próxima a la torre Racef, la iglesia de San Bartolomé, un sencillo edificio neoclásico rematado con una bonita torre campanario. 

En la actualidad, Almussafes es conocido por albergar la fábrica de Ford, que ocupa casi un tercio de su municipio y que desde su instalación en los años 70 del siglo pasado, ha transformado buena parte de su fisonomía y paisaje.

Información práctica

Rev. ALC: 24.04.2020