160 alumnos de la Universidad de la Experiencia de Burgos recorren el Camino del Cid

17-05-2019
Alumnos del Programa Interuniversitario de la Experiencia de la Universidad de Burgos

Algunos de los participantes del Programa Interuniversitario de la Experiencia de la UBU, antes de partir hacia el Camino del Cid Algunos de los participantes del Programa Interuniversitario de la Experiencia de la UBU, antes de partir hacia el Camino del Cid
A las ocho y media en punto de la mañana, con puntualidad británica, salían desde la plaza de España de la capital burgalesa dos autobuses con miembros de la Asociación de Alumnos y ex alumnos del Programa Interuniversitario de la Experiencia de la Universidad de Burgos. Hacía lo propio un autobús más desde Aranda de Duero, también en la provincia de Burgos. El punto de encuentro: Covarrubias, primera localidad del Camino del Cid donde un total de 160 personas  comenzarán su recorrido por parte de la ruta cidiana. Los participantes que lo deseen se dirigirán andando a Pinarejos, área recreativa situada dentro de los límites de Arauzo de Miel y que, según varías interpretaciones, podría ser el paraje de Spinaz de Can citado en el Cantar de mío Cid. El siguiente destino será Santo Domingo de Silos donde está previsto que los participantes sellen su salvoconducto así como una serie de visitas al monasterio de la localidad.

Los participantes son todos mayores de 55 años y están matriculados en la Universidad de la Experiencia en alguno de los tres cursos que hay que realizar o, si ya los han finalizado, matriculados en la Universidad Abierta donde asisten a los llamados itinerarios en los que se imparten clases de geografía, historia, arte, ciencias de la vida o ciencias sociales. Entre Burgos y Aranda de Duero suman un total de 714 alumnos y prácticamente 400 pertenecen a las asociaciones que promueven esta actividad que viene a completar el amplio abanico de iniciativas de carácter lúdico cultural que desarrollan a lo largo del año. 

En esta ocasión, la marcha por el Camino del Cid tiene además un importante componente solidario y es que van a colaborar con la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica de Castilla y León (ELACYL). Así, donarán una cuantía equivalente al coste de los tickets de la visita al monasterio de Santo Domingo de Silos, llevarán camisetas con el logotipo de ELACYL (compradas previamente al colectivo) y recaudarán dinero vendiendo pulseras las cuales, además, ya llevaban puestas buena parte de los participantes.