Portales y muralla urbana de Mosqueruela

Ubicación:

Calle Mayor, 1. Mosqueruela

Teléfono:

627 709 360 - Oficina de Turismo de Mosqueruela

Interesantes vestigios de la antigua muralla y siete de los portales que permitían acceder a ésta. La fortificación de la villa fue llevada a cabo durante el medievo cristiano. Mosqueruela nació musulmana y así permaneció hasta la conquista por parte de Alfonso II. Éste concedió la villa a los templarios, en cuyas manos estuvo durante dos siglos, tras los que fue incorporada a la Comunidad de Teruel por Pedro IV. En el siglo XIV se le concedió la categoría de villa y, también, se llevaron a cabo las últimas intervenciones en las murallas que han llegado a nuestros días. 

Los elementos más reseñables de la antigua muralla son los siete portales (sólo se conservan en pie cinco) y, dentro de éstos, el Portal de San Roque, del siglo XVII, de arco apuntado y situado bajo una esbelta torre. Acoge la ermita de San Roque. La puerta de San Cristóbal (siglo XIV) hunde sus cimientos en una antigua estructura musulmán y consta de un arco de medio punto al exterior y rebajado en el interior. Cuenta en su cara interior con una hornacina moderna de azulejo dedicada a San Cristóbal. El portal de Postigo es el más pequeño de todos, se ubica en el flanco suroeste, cuenta con arco de medio punto y fábrica musulmana. El de Teruel es uno de los portales más sencillos, tiene arco apuntado en intramuros y arquitrabado en el interior con viga de madera. El portal del Hospital, junto al edificio del hospital renacentista, tiene arco de medio punto rebajado en el exterior y adintelado en el interior. Destaca la ventana de sillería abierta sobre el arco y las tracerías de estilo gótico que recorren el vano. 

Visita: Libre menos las partes que se han convertido en propiedades privadas
.