El castillo de Berlanga de Duero

Ubicación:

Plaza Ntra. Sra. Mercado, s/n. Berlanga de Duero

Teléfono:

975 343 433 - Oficina de Turismo de Berlanga de Duero

Castillo del siglo XV de evidente influencia renacentista que envuelve una estructura anterior del siglo XII que, a su vez, se levantó aprovechando muchos de los muros de la alcazaba árabe-califal del siglo X. Se encuentra en un cerro limitado al norte por el río Escalote y, por el sur, por el frente de murallas y cubos almenados.

Con seguridad, la fortaleza que vio el Cid fue la construcción islámica. Tanto Berlanga de Duero, como el hoy despoblado Vadorrey (en Morales) y Gormaz, fueron plazas musulmanas hasta que en 1060 pasaron a manos de Fernando I, padre de Alfonso VI. Tras sufrir su primer destierro, el Cid obtuvo el perdón de Alfonso VI y volvió a Castilla, tras cinco años al servicio de los reyes musulmanes de Zaragoza. Según algunos estudiosos, el rey Alfonso, como signo de conciliación, le entregó diversas tenencias y entre ellas, Berlanga de Duero, Langa, y Gormaz con todos sus alfoces y habitantes.

En el Cantar de mío Cid Berlanga de Duero aparece como uno de los lugares en los que, tras la Afrenta de Corpes y ya de regreso a Valencia, toman posada las hijas del Cid y su acompañamiento: Félez Muñoz, Álvar Fáñez, Pedro Bermúdez, Martín Antolínez, y otros doscientos caballeros.

La fortaleza actual es de traza cuadrangular, de sólidos y grandes cubos en los cuatro ángulos con parapetos atronerados para los cañones y plazas bajas para el flanqueo.

Se distinguen dos partes bien diferenciadas en su estructura. Por un lado, el castillo señorial del siglo XV (la estructura interior) de planta rectangular, estructurado en dos patios, torreones en los cuatro vértices y torre del homenaje en uno de sus extremos. Es aquí donde se encontrarían las partes nobles y funcionales de la fortaleza: residencia y aljibes. Por otro lado, estaría la fortaleza artillera del siglo XVI que envolvería al castillo, de planta trapezoidal, cubos en esquinas y adaptación al abrupto terreno del cerro. Los muros de sillería llegan a tener grosores próximos a los cinco metros.   

Visita: Consultar horarios en la Oficina de Turismo de Berlanga de Duero.

Rev. ALC: 08.09.17