Castillo y muralla de Sagunto

Ubicación:

Carrer del Castell, s/n. Sagunto / Sagunt

Teléfono:

962 666 201 - Castillo de Sagunto

Castillo de grandes proporciones, situado en las últimas estribaciones de la Sierra Calderona. Hunde sus raíces en el siglo V antes de Cristo, asociado a la ciudad ibérica de Arse. Por ésta pasaron cartagineses y romanos hasta que conoció una nueva época de esplendor en manos de los musulmanes, artífices de la fortaleza y la mayor parte de la muralla. El conjunto que se aprecia en la actualidad es el resultado de las intervenciones árabes, las cristianas de la Reconquista y las de los diferentes ejércitos que pasaron desde entonces por aquí. 

Las murallas unían el castillo con la ciudad y son una obra de cimentación romana ampliada y reformada en épocas posteriores. Todavía pueden rastrearse los restos en la parte occidental del castillo, en el acceso a la calle de la Muralla desde la calle Real –donde se halla la Torre de la Muralla que defendía la desaparecida puerta de San Miguel-, y en el Carrermur de Santa Ana.

En verano de 1088 la Sagunto musulmana (llamada también Murviedro: Murum Veterum o Muro Viejo en latín) se hizo tributaria del Cid. Años más tarde, en 1098, una vez conquistada Valencia, el Cid conquistó Almenara y a continuación decidió rendir la fortaleza de Murviedro o Sagunto, en cuyo castillo entró el 24 de junio de 1098.

El Cantar de mío Cid también se acuerda de estos hechos aunque cambia cronológicamente los episodios en beneficio de una mayor consistencia argumental in crescendo: así, según el Cantar, y con el objetivo de conquistar Valencia, el Cid rindió Sagunto, que se convirtió así durante tres años en su cuartel general. Aquí resistió el asedio de un ejército proveniente de Valencia, al que venció en batalla campal.

Visita: Con entrada, consultar horarios y precios en el Castillo de Sagunto.

Rev. ALC: 19.09.17