Castillo de Almenara

Ubicación:

En un cerro, a 175 metros sobre el nivel del mar. Aunque la senda a veces desaparece la caminata (aprox. 2 km) es cómoda.. Almenara

Teléfono:

962 624 801 - Ayuntamiento de Almenara

Castillo de orígenes grecorromanos sobre el que levantaron sus fortificaciones los moradores que llegaron después, musulmanes y cristianos (fue residencia del Rey Jaime I) esencialmente. Se trata en realidad de un complejo defensivo de gran tamaño -120 metros de longitud por 20 a 25 de anchura- y planta irregular dispersa, compuesto por el castillo principal (situado en la parte más elevada de la montaña) y las torres que lo flanqueaban.

Según el Cantar de mío Cid, tras la batalla del pinar de Tévar, el Cid conquistó este castillo de Almenara, dejando aquí una guarnición. En este caso, el Cantar es un eco de la historia: a principios de 1098 el Cid, señor de Valencia, inició el asedio de Almenara, donde se había refugiado el alcaide almorávide de Játiva. Tras tres meses de asedio y combates, las tropas almorávides capitularon y Almenara se rindió al Cid.

La fortaleza estaba formada originalmente por tres recintos: en la parte más alta, coronando el conjunto, se encontraría el recinto principal del castillo, cariado y deteriorado en la actualidad. Previamente, se hallaba la albacara, donde se levantaban la antigua mezquita y el aljibe, cuyos restos todavía pueden rastrearse. En los extremos oriental y occidental de la montaña, flanqueando la estructura principal, se encuentran las torres de Bivalcadim y Bergamuza, popularmente conocidas entre los lugareños como L'Agüelet y L'Agüeleta. Ambas lucen un buen estado de conservación, si bien la segunda fue intervenida y modificada en el siglo XIX (gracias a las piedras de un convento de dominicos) para albergar un servicio de telégrafo óptico.

La importancia estratégica del castillo radicaba en su situación, a medio camino entre la llanura litoral de Castellón y Valencia, y el corredor natural que conducía hacia Aragón. La ascensión al complejo, ardua pero sin complicaciones, es fundamental no sólo para apreciar las vistas sino para comprender la inaccesibilidad de la construcción en épocas pasadas.

Visita: libre.

Rev. ALC: 09.08.17