Alcubilla, el fin de Castilla

Según el Cantar, en el el octavo día del destierro el Cid pasó por Alcubilla "que de Castilla fin es ya", lo que quiere decir que en Alcubilla, donde había una fortaleza en su peculiar cerro cónico, se encontraba el límite de la Castilla "civilizada"; más allá, al sur del Duero, se extendía una extensa zona de frontera: aunque esos territorios estaban también bajo el dominio nominal de Alfonso VI, las leyes allí regían de forma más tenue.