El Destierro

Burgos - Soria - Guadalajara
Recorrido:Desde Vivar del Cid (Burgos) hasta Atienza (Guadalajara)
Jornadas:7 días (media: 53 km/día aprox.)
361.52KM
Cabecera mapa Ciclotursmo El Destierro
Pulsa la imagen para ampliar

El destierro: cicloturismo por carreteras secundarias. Sigue las huellas del Cid, camino del destierro, por el viejo reino de Castilla

 

  • Recorrido: Desde Vivar del Cid (Burgos) hasta Atienza (Guadalajara)
  • Provincias: Burgos, Soria, Guadalajara
  • Kilómetros: 362 km aprox.
  • Jornadas recomendadas: 7 días (6 noches) incluyendo la etapa prólogo Vivar del Cid - Burgos (12 km), que te permitirá conocer a fondo la capital burgalesa.
  • Dificultad: Baja

Se trata de una ruta ideal para el cicloturismo por carretera: muy variada, sin grandes perfiles y en general por carreteras secundarias con escaso y a veces nulo tráfico. De todas formas no olvides circular con precaución. Los pequeños despistes pueden ser peligrosos.

 Qué información sobre esta ruta puedes descargarte en esta página  

Recuerda que en las Oficinas de Turismo del Camino del Cid podrás obtener de forma gratuita más información sobre cada ruta: incluyendo los folletos y el salvoconducto.
 

Argumento: tras las huellas del Cid

Este tramo sigue en líneas generales los primeros días del destierro del Cid narrados en el Cantar, aunque también incluye otros pasajes del poema, como la Afrenta de Corpes. El Cid, desterrado, sale de Vivar con un puñado de caballeros y la orden real de abandonar Castilla en nueve días, plazo que el Cid utilizará para dejar a sus hijas y a su mujer en el monasterio de San Pedro de Cardeña, pertrecharse, y reforzar su reducido grupo de fieles alistando a nuevos caballeros y soldados. Aunque el Cid abandona Castilla justo en la sierra de Pela, en el actual límite entre Soria y Guadalajara (sierra que en 1081 marcaba la frontera natural entre los reinos de Castilla y Toledo), nuestro itinerario finaliza en el siguiente núcleo de importancia, ya en territorio musulmán: la villa histórica de Atienza, una plaza militar andalusí de frontera de gran importancia en los siglos X y XI. Intercala esta marcha al exilio el famoso episodio de La Afrenta de Corpes, narrado en el Cantar, en el que las hijas del Cid son ultrajadas y abandonadas por sus maridos. Tradicionalmente los estudiosos han unbicado este suceso legendario en Castillejo de Robledo.

 

El viaje: qué vas a encontrar

En este viaje te encontrarás con una parte importante de la esencia de Castilla. El paisaje alterna los cultivos de secano en los valles de los ríos Arlanza y Duero con los sabinares, robledales, pinares, monte raso y parameras. La ruta atraviesa seis Espacios Naturales, entre los que destacan el sabinar del valle del Arlanza y La Yecla (un cortado calizo a la salida de Silos y a pie de carretera que vale la pena visitar), y el espacio soriano del río Duero, de gran importancia medioambiental pero también geopolítica durante la Edad Media. Esta importancia se refleja en las numerosas atalayas y castillos que jalonan este espacio singular, comprendido entre Langa de Duero y Berlanga de Duero, y que tiene su emblema en la colosal fortaleza califal de Gormaz, de la que fue alcaide el Cid.

Pasarás por dos de los grandes monasterios fundacionales castellanos: el de San Pedro de Cardeña y el de Silos, y muy cerca del de Arlanza (a 8 km de Covarrubias), y conocerás lugares míticos dentro de la historia cidiana, como Vivar del Cid, San Pedro de Cardeña, Castillejo de Robledo o San Esteban de Gormaz entre otros y, por supuesto, Burgos, ciudad cidiana por excelencia con buena infraestructura para los cicloturistas y un patrimonio monumental de primera encabezado por su catedral. En ruta encontrarás también numerosas huellas románicas en el fascinante claustro de Santo Domingo de Silos, en las pinturas de la ermita de San Miguel en Gormaz, en las iglesias de San Esteban de Gormaz y en otros muchas poblaciones que conservan muestras del llamado románico rural, de un gran poder sugestivo y evocador. Mención aparte merece la ermita visigótica de Quintanilla de las Viñas, del siglo VII, enclavada bajo el castillo de Lara, en los parajes desolados y poderosos de Tierra de Lara. Por lo demás, en este tramo predominan los pueblos pequeños y apacibles, algunos de ellos de "aroma" medieval y reconocido interés, como Covarrubias, Santo Domingo de Silos, Peñaranda de Duero, Langa de Duero, San Esteban de Gormaz, El Burgo de Osma, Berlanga de Duero y desde luego, al final de este camino, ya en Guadalajara, la inexpugnable Atienza, todas ellas declaradas Conjunto Histórico y/o artístico.

En Santo Domingo de Silos la ruta por carretera sigue un itinerario distinto al sendero, aunque ambas rutas volverán a unirse al cabo de 50 kilómetros en Alcubilla de Avellaneda, en Soria. Este pequeño trayecto guarda sin embargo algunas sorpresas; la primera es Caleruega, patria chica del fundador de la Orden de los Dominicos, y que cuenta con una iglesia románica y un torreón medieval. Desde Caleruega nos dirigimos a Peñalba de Castro, en cuyo término se hallan los yacimientos arqueológicos de la ciudad romana de Clunia, hoy visitable, una de las grandes ciudades imperiales de la antigua Hispania.

 

La buena mesa del Cid

Por lo que se refiere a la gastronomía, en este recorrido no olvides probar la famosa morcilla de Burgos, referente de la gastronomía tradicional burgalesa basada en los guisos contundentes, como la olla podrida, y donde igualmente destaca el lechazo asado, platos también presentes en Soria y Guadalajara. El paso por Soria, paraíso micológico, proporcionará al viajero, sobre todo en temporada, suculentas sorpresas preparadas con níscalos, boletus, setas de cardo, amanitas, champiñones y trufa, cada vez más presentes en la mesa soriana así como los guisos de caza (corzo, ciervo y jabalí). Entre los pescados, la trucha y el bacalao preparados de múltiples maneras son típicos de las tres provincias. Aunque existen otras denominaciones de origen, como la de Arlanza, los vinos más representativos en este recorrido son los de Ribera del Duero, reconocidos internacionalmente. Por último, te recomendamos rubricar este itinerario culinario con alguno de sus postres típicos, ya sea el queso de Burgos, acompañado de nueces y miel, o cualquiera de los muchos dulces y pastas elaborados con mantequilla soriana.

 

Carreteras singulares

La denominación "Carreteras Singulares" del Camino del Cid sirve para designar aquellos tramos de carretera con una especial significación cicloturista, paisajística, histórica o artística. En esta ruta puedes encontrar las siguientes Carreteras Singulares: 

  • BU 911 entre Santo Domingo de Silos y Espinosa de Cervera (10 km). Burgos

La carretera parte del mismo pueblo de Silos, en cuyo monasterio se encuentra su claustro románico mundialmente reconocido, y atraviesa el espacio natural de los Sabinares del Arlanza con parada en La Yecla, una estrecha garganta caliza amparada por altos paredones donde anidan un buen número de rapaces. El tramo finaliza, tras una suave bajada, en Espinosa de Cervera, un pequeño pueblecito que cuenta con un bonito ejemplo de románico rural. Tiene buen firme y poco tráfico.

  • SO 4228 y SO 4126 entre Navapalos y Gormaz (15 km). Soria

Resulta muy emocionante atravesar el Duero junto a Navapalos y toparse con este pequeño pueblo, tan ligado al Cantar, vigilado por una solitaria atalaya islámica. Lo abandonamos para encarar un corto pero divertido puertecito con vistas estupendas a la vega del río Duero (espacio natural protegido), adonde llegamos tras un descenso para vislumbrar entre las copas de álamos, fresnos y sauces, la gran fortaleza califal de Gormaz y la ermita románica de San Miguel. Recomendadísimas las vistas desde el castillo. La carretera tiene muy poco tráfico. Los cicloturistas sudarán un poco pero disfrutarán de lo lindo.

 

Señalización

Las carreteras están señalizadas en cruces y puntos estratégicos. Las carreteras son fáciles de seguir: se trata de vías secundarias con poco tráfico, aunque algunas carecen de arcén o bien tienen el firme desigual, lo que puede molestar a quienes lleven ruedas muy finas. Para mayor comodidad os recomendamos que llevéis las topoguías cicloturistas y el track.

 

 Consejos prácticos
  • Longitud de las etapas: lo ideal es que cada uno defina sus etapas de acuerdo a sus fuerzas y aficiones personales: hay quien prima el aspecto deportivo, la dimensión cultural del viaje o el simple placer sensitivo de disfrutar con lentitud de paisajes y situaciones. Las etapas que planteamos son una mezcla de todo esto, y están pensadas para que un cicloturista medio en condiciones climatológicas estables pueda disfrutar con calma del itinerario.
  • Víveres y repuestos. Uno de los grandes alicientes del Camino del Cid es que discurre en su mayor parte por lugares muy atractivos pero muy poco poblados: muchos pueblecitos son muy pequeños y no tienen tiendas de comestibles. Es muy importante que, salvo que hayas planificado comer en un bar o restaurante, lleves algo de comida en tus alforjas (bocadillo, frutos secos, barritas energéticas...) que puedan ayudarte a salir de un apuro. No olvides tampoco llevar agua. En la mayoría de los pueblos hay fuentes: no olvides rellenar tu depósito antes de abandonarlos. Y lo mismo con los repuestos de bicis: no olvides llevar un kit de reparación en ruta: cuanto más completo sea más tranquilo viajarás. Bienvenido a la Edad Media.
  • Reserva con antelación tu alojamiento. Vas a recorrer una de las zonas con menor densidad demográfica de Europa. Algunas poblaciones son muy pequeñas y sus infraestructuras limitadas. Reserva tu alojamiento en el fin de etapa con antelación, y si cambias de final comprueba que hay alojamiento en ese punto.
  • No olvides el casco: legalmente es obligatorio para los adultos en todos los tramos de carretera fuera de la ciudad y para los menores de 16 años es obligatorio en todo momento. 
  • Consigue tu salvoconducto. El salvoconducto es un "pasaporte" personalizado que puedes sellar en muchas localidades del Camino del Cid. Con él puedes obtener descuentos mínimos de un 10 % en más de 200 alojamientos y beneficiarte de ofertas promocionales. Es gratuito y se solicita en cualquiera de las más de 70 oficinas de turismo de la ruta o en el Consorcio Camino del Cid.
  • Tu guía literaria. Parece un peso innecesario, pero para muchos es una guía imprescindible: no olvides llevar un Cantar de mío Cid; podrás recrear in situ algunos de sus pasajes. ¡Si tu castellano antiguo flojea es preferible una edición modernizada!

 

Cómo llegar... y volver

Para conocer las formas de llegar a Vivar del Cid pincha en la información sobre el municipio. Lo normal es llegar a Burgos, que cuenta con estación de trenes, autobuses y aeropuerto. Para conocer los diferentes transportes en Burgos, pincha en la información del municipio.

Desde Atienza puedes regresar a tu lugar de origen en autobús. Para más información, pincha en la información del municipio.

 Rev. ALC 04.10.16

Rutas de Cicloturismo relacionadas