Anillo de Morella

Teruel - Castellón
Recorrido:Desde La Iglesuela del Cid (Teruel) hasta La Iglesuela del Cid (Teruel) (Ruta circular)
Jornadas:1-2 días
104.01KM
Cabecera mapa Motor Anillo-de-Morella
Pulsa la imagen para ampliar

En coche o moto por las tierras indómitas del Anillo de Morella

  • Recorrido: Entrada y salida desde La Iglesuela del Cid (Teruel)
  • Provincias: Teruel y Castellón.
  • Kilómetros: 104 km aprox.
  • Jornadas recomendadas: 1-2 días
  • Conecta con: el anillo del Maestrazgo.
 Qué información sobre esta ruta puedes descargarte en esta página  

Recuerda que en las Oficinas de Turismo del Camino del Cid podrás obtener de forma gratuita más información sobre cada ruta: incluyendo los folletos y el salvoconducto

Argumento: tras las huellas del Cid 

Sabemos que el Cid estuvo en la zona de Morella en varias ocasiones, en defensa de los intereses de la taifa de Zaragoza y con posterioridad del suyo propio, si bien en muchos casos la escasez de datos impide identificar con exactitud esos lugares. El epicentro legendario de este anillo está en Olocau del Rey: tras ser desterrado por Alfonso VI, el Cid se convirtió en el líder militar de la taifa de Zaragoza, gobernada por al-Mutamin, que estaba enfrentado a su hermano al-Mundir, príncipe de Lérida, y al conde de Barcelona Ramón Berenguer II. Siendo así, geográficamente la comarca morellana se convirtió en un punto estratégico. En 1083, al servicio de al-Mutamin, el Cid hostigó estos territorios, dependientes de la taifa de Lérida, y reconstruyó el castillo de Alolala, muy cerca de Morella, donde pasó el invierno con sus hombres. Aunque no existe un consenso generalizado, buena parte de los estudiosos considera que este lugar es Olocau del Rey. En esa misma campaña atacó el castillo de Morella, aunque no logró conquistarlo. Posteriormente volvería en varias ocasiones a esta zona: en 1090 subió desde Castellón para abastecerse de víveres, y en junio de ese mismo año se enfrentó en el Pinar de Tévar a la coalición formada por el príncipe leridano y el conde de Barcelona, a los que derrotó. Esta batalla puede considerarse uno de los episodios más importantes de la vida del Cid, ya que gracias a su victoria amplió su influencia por territorios hasta entonces "protegidos" por el conde de Barcelona y aumentó su prestigio como militar. El Cantar hace también referencia a esta batalla y le dedica una parte importante de sus versos. No sabemos con exactitud donde tuvo lugar el enfrentamiento, auqnue muchos estudiosos opinan que se encuentra en el Pinar de Pereroles, fuera de nuestra ruta, a unos 25 km al norte de Morella, entre La Pobla d'Alcolea y Monroyo. 

El viaje: qué vas a encontrar

Es difícil encontrar una ruta tan fascinante como el Anillo de Morella por la alta concentración de historia, naturaleza y arte en apenas 100 km de recorrido. Se trata de una de las rutas más codiciadas por los motoristas. El Maestrazgo es uno de los territorios de mayor intensidad del Camino del Cid. Se trata de un amplio territorio, muy montañoso, que abarca las provincias de Teruel y de Castellón. Hasta el siglo XII permaneció en manos de señores musulmanes. Fueron los reyes aragoneses quienes lo conquistaron, para lo cual se ayudaron de caballeros templarios, que recibieron estos territorios como recompensa, quedando bajo la jurisdicción del Gran Maestre de la orden militar del Temple, de ahí su nombre.La organización templaria facilitaba, además, el control de una zona muy extensa y abrupta y su explotación económica gracias a la ganadería, ya que el terreno no era propicio para la agricultura. Tras la desaparición del Temple en 1308, sus propiedades pasaron a manos de las órdenes militares del Hospital y Montesa. Este es el motivo por el que nos encontramos con frecuencia castillos con pasado templario, como los de Mirambel o Cantavieja.

El recorrido nos descubre algunas de las poblaciones más interesantes del Maestrazgo a través de tranquilas carreteras. La Iglesuela del Cid, Cantavieja, Mirambel y Morella son Conjunto Histórico y/o Artístico. El paisaje, de una gran belleza, abrupto y montañoso, parece modelado en piedra, y se alterna con pastos, prados y monte bajo con pinares y carrascas. El paisaje ha sido tenazmente modificado por el hombre durante siglos, mediante la construcción de innumerables muros, terrazas y chozos con la técnica ancestral de "la piedra en seco", y que hoy constituyen un atractivo más para el viajero.

Para los viajeros más cidianos que se hayan quedado con "hambre" de Rodrigo o, simplemente, de estos territorios, les sugerimos partir hacia el mítico Pinar de Tévar, en el actual Pinar de Pereroles (a 25 km al norte de Morella), y recrear in situ, con el Cantar en la mano, la hazaña de los "malcalzados".

La buena mesa del Cid

La gastronomía en estos territorios está influenciada por la orografía. En el interior, montañoso, la comida es recia y sorprendentemente variada. De raíz tradicional ha incorporado nuevos ingredientes, como la magnífica trufa, y reinventado otros, como los aceites procedentes de olivos antiguos (dicen que algunos pudieron ver pasar al Cid). Entre las carnes destaca el cerdo, con el que se hacen muchos guisos. El caldo del cocido y el jamón, además de la corteza de pan y el huevo, son ingredientes imprescindibles en las pelotas de carnaval, populares en todo el Maestrazgo.    

 Señalización y estado del Camino
  • Las carreteras están señalizadas en cruces y puntos estratégicos en las provincias de Teruel y de Castellón.
Consejos y recomendaciones
  • Consigue tu salvoconducto. El salvoconducto es un "pasaporte" personalizado que puedes sellar en muchas localidades del Camino del Cid. Con él puedes obtener descuentos mínimos de un 10 % en más de 200 alojamientos y beneficiarte de ofertas promocionales. Es gratuito y se solicita en cualquiera de las más de 70 oficinas de turismo de la ruta o en el Consorcio Camino del Cid.
  • Recuerda que el camino que recorres es seguido también por ciclistas y es posible que te encuentres con algunos en tu viaje. Respétales y extrema las precauciones. Especialmente en los adelantamientos guarda la distancia de seguridad de 1,5 metros.
  • Tu guía literaria. Para muchos es una guía imprescindible: no olvides llevar un Cantar de mío Cid; podrás recrear in situ algunos de sus pasajes. ¡Si tu castellano antiguo flojea es preferible una edición modernizada! 

Rev. ALC 04.10.16

Rutas de Motor relacionadas