Vila-real


Situada entre el Millars y el municipio de las Alquerías, Vila-real ocupa buena parte de la orilla derecha de la cuenca baja del Millars, esto es, la parte más característica de la Plana, entre las últimas colinas de Onda y Betxí y las tierras más bajas del litroral de Burriana. Es la segunda ciudad de la provincia y la décima de la Comunidad Valenciana en cuanto a nivel poblacional.

El término municipal de la villa se forma en el siglo XIII por segregación territorial del de Burriana. Aunque hay numerosos indicios de ocupación en la zona desde la Edad Antigua, es el rey de Aragón Jaime I quien determina la creación del nuevo núcleo urbano a través de un documento fundacional datado en Valencia el 20 de febrero de 1274. Así, la localidad forma parte desde su origen del brazo Real en las Cortes del Reino y tendrá derecho por ello a utilizar como emblema las armas reales: palos rojos sobre fondo dorado, símbolo que hasta la actualidad se sigue usando en el escudo y la bandera de la ciudad.

Qué ver y hacer

Vila-real aún conserva de su período fundacional la llamada Plaça de la Vila, en la que pueden apreciarse cuatro tipos diferentes de arcos. En la esquina con la calle San Jaime se encuentra un edificio que fue originalmente el Hostal del Rey, concedido a la villa en el siglo XIV por el rey Pedro el Ceremonioso. También se conservan algunos restos de la muralla medieval. Desde el interior de la Casa de l´oli puede apreciarse la estructura de los muros. Pero sin lugar a dudas, uno de los elementos defensivos más importantes del municipio es la Torre Motxa. En su muro se encuentra una pequeña reja que formaba parte del sistema de evacuación de aguas residuales en la Edad Media.

Información práctica

Rev. (PAB) 06.07.2016