Tórtola de Henares


La historia alto medieval de Tórtola de Henares está ligada a las vicisitudes de la vecina Guadalajara. Al parecer, existía en Tórtola una atalaya islámica que formaba parte de la línea de vigilancia del Henares. Precisamente, el origen etimológico de Tórtola parece hacer referencia a la existencia de una torre. A mediados del siglo XI, este territorio se hallaba vinculado a la taifa de Toledo. Poco después quedó bajo la influencia castellana, en concreto del rey Alfonso VI, en su estrategia de presión sobre el reino toledano. Historia y leyenda se confunden para otorgar a Álvar Fáñez un papel protagonista en la conquista de la ciudad Guadalajara y la sujeción de los territorios circundantes al gobierno de Alfonso VI. El Cantar, haciéndose eco de estas tradiciones, sitúa en estas tierras a Álvar Fáñez, lugarteniente del Cid, durante una algara que, pasando por Hita, le lleva a Guadalajara y hasta las mismas puertas de Alcalá de Henares.

Qué ver y hacer

Situada en un paraje suave y ondulado de cultivos de secano, Tórtola de Henares es una población pequeña y silenciosa dividida por el cauce del arroyo de la Hontanilla y en cuyas calles se alternan las casas tradicionales con otras de moderna construcción. El paseo por el pueblo nos conduce por una cuesta empinada hasta la iglesia neomudéjar de La Asunción, construida sobre otra anterior del siglo XVI. Desde allí se divisa un amplio paisaje que podría explicar la existencia de una torre de vigilancia en el siglo XI.

Información práctica

Rev. (PAB) 07.07.2016