Salinas de Medinaceli


La importancia de la sal durante la Edad Media era muy grande, ya que no sólo servía como condimento, sino que era necesaria para la conservación de los alimentos mediante la salazón. Durante mucho tiempo los reyes y señores feudales aplicaron un impuesto especial por el uso de la sal, que se mantuvo en España hasta 1869.

En el viaje de La Afrenta de Corpes, la comitiva escoltada por Avengalbón acampa en un lugar llamado La Ansarera, paraje situado a la izquierda del Jalón, muy posiblemente donde hoy se encuentra Salinas de Medinaceli.

Qué ver y hacer

Salinas de Medinaceli debe su nombre a la explotación de sal que se halla en sus proximidades. Esta era conocida desde tiempo de los romanos, y la explotación se mantuvo activa hasta finales del siglo XX.
Aunque la explotación está abandonada, aún pueden verse sus albercas. Las albercas son una especie de piscinas donde se almacenaba el agua salada que se extraía de pozos. El agua se dejaba evaporar hasta que sólo quedaba la sal en bloques que debían ser picados para ser extraídos.

Información práctica

  • Habitantes: 52
  • Altitud: 1050 m.

Rev. (PAB) 07.07.2016