Nules (Castellón)


El origen de Nules es incierto, aunque existen restos de asentamientos iberos y romanos. Al parecer el castillo de Villavieja o Vilavella, hoy en ruinas, conocido como el castillo de Nules, se remonta al siglo IX, si bien sufró importantes modificaciones a lo largo de los siglos.

Situada a medio camino entre Almenara y Burriana, con toda probabilidad sufró los avatares de la época como el resto de las poblaciones cercanas. Lo cierto es que en 1238 los moradores musulmanes de su castillo se rindieron a Jaime I. En 1251 el rey lo donó al noble catalán Guillem de Montcada que, tres años más tarde, autorizó a 37 pobladores para que en el término del castillo de Nules fundasen la Pobla de Moncofa. En 1273, Jaime I le concedí­a el privilegio para traer hasta el término del castillo de Nules el agua del Millars. Este derecho hizo posible la transformacón de grandes zonas del término en huerta y, como consecuencia, el establecimiento de un importante grupo de pobladores.

En 1316 el rey Jaime II confirmó la venta del castillo y término de Nules a Gilabert de Centelles, a quien se considera el fundador de la Nules actual. Durante la guerra de las Germaní­as, Nules fue cuartel general de las tropas reales y en 1582 Felipe II le concedó el tí­tulo de villa real. En la guerra de Sucesón, fue una de las pocas poblaciones del antiguo Reino de Valencia que apoyó al pretendiente francés, lo que le való los tí­tulos de Muy Leal y Fidelí­sima.

Qué ver y hacer

A Nules se llega a través de extensos cultivos de cí­tricos, especialmente de naranjas y mandarinas. Poblacón costera, cuenta con aproximadamente cinco kilómetros de playas, precisamente es allí­ donde  pueden verse los restos de una antigua albufera donde antiguamente se cultivaba el arroz. Esta ecosistema se llama Lí‚´Estany (El Estanque); declarado Paraje Natural, se trata de dos hectáreas de humedal de agua dulce que hoy aloja numerosas especies autóctonas y es lugar de paso obligado para las bandadas de aves migratorias que cada año visitan la localidad.

El paseo por Nules puede conducirnos hasta la antigua ermita de San Miguel, del siglo XVIII, que hoy aloja el Museo de Medallí­stica Enrique Giner, reputado escultor y grabador del siglo pasado, y en el que puede encontrarse una muestra importante de su obra, y  también un recorrido por la medallí­stica desde el siglo XV hasta nuestros dí­as. También puede visitarse el Museo de la historia de Nules, que alberga objetos relacionados con la historia de la ciudad desde época romana hasta nuestros dí­as.

Fuera del núcleo urbano se encuentra el yacimiento de Benicató, una antigua villa romana que remonta sus orí­genes al siglo I a.C. Situada entre el Mediterráneo y la Sierra del Espadán, desde Nules pueden realizarse varias rutas senderistas al Pico de la Font de Cabres, o al Puntal de Nules, desde el cual se observan unas interesantes vistas de La Plana.

Además, no puedes perderte... 

  • ¿Vas a Nules y no compras naranjas ni mandarinas? La zona es excelente para los cultivos de cí­tricos, e incluso ha dado origen a una variedad propia, la Clemenules, así­ que, sobre todo si vienes del interior, no lo dudes y pruébalas.
  • Mascarell es una pequeña poblacón amurallada del siglo XVI, es pedaní­a de Nules y se halla a un par de kilómetros. Como también forma parte del Camino, puedes encontrar más informacón pinchando aquí­.

Información práctica

  • Ayuntamiento: Plaza Mayor, 1 (12520)
  • Teléfono: 964 670 001
  • Correo electrónico: nules@nules.es
  • Web: www.nules.es
  • Habitantes: 12.447
  • Altitud: 13 m.

Rev. (PAB) 06.07.2016