Maluenda (Zaragoza)


Maluenda, situada en la ribera del Jiloca, es lugar de paso y asentamiento desde la Antigüedad, como demuestran los asentamientos de la Edad del Bronce encontrados en los alrededores. Plaza musulmana, en el siglo X fue testigo de las luchas entre Abderramán III y los tuyibíes, familia de origen yemení que gobernó las tierras de Zaragoza durante varios siglos. En el contexto de estas luchas internas entre el poder dentral del Califato de Córdoba y los poderes periféricos de la Marca Superior, en el año 937 el propio Abderramán III puso sitio al castillo de Maluenda, donde se había refugiado el gobernador rebelde Muhammed ibn Hashim. Plaza de importancia entre Daroca y Zaragoza, sin duda el Cid debió contemplar los muros de su castillo en sus desplazamientos.

Qué ver y hacer

Maluenda posee interesantes atractivos para el viajero. Viniendo de Calatayud, podemos entrar al pueblo a través de un llamativo arco del siglo XIV, último vestigio de la muralla urbana que protegía la ciudad. Enseguida llegamos a la iglesia de la Asunción, de estilo gótico mudéjar, construida entre los siglos XIV a XVI. En su techumbre mudéjar todavía hoy puede leerse la inscripción árabe escrita por el alarife, maestro de obras mudéjar: "No hay más Señor que Dios, y Mahoma es su profeta". Desde la iglesia de la Asunción nos dirigimos al castillo; antes, encontramos una llamativa torre albarrana, hoy solitaria, formaba parte del sistema defensivo de la villa, posiblemente su función era complementar la panorámica que podía divisarse desde el castillo. Asentada en una gran roca, y aunque la parte superior ha sido modificada, sustituyéndose por un tejado de gusto renacentista similar al que puede verse en la torre albarrana de Molina de Aragón, es un ejemplo interesante en su estilo.

El castillo, en estado de ruina, posee, como sucede con el castillo de San Esteban de Gormaz, el interés para el viajero de estar frente a un castillo musulmán sin las modificaciones que generalmente sufren con el paso del tiempo estas construcciones defensivas. Este castillo es del siglo X, las murallas son de tapial. Se asienta en un cerro desde el cual se tiene una excelente panorámica del valle del Jiloca. Descendiendo del castillo y muy cerca se halla la iglesia de San Miguel, del siglo XV, hoy en ruinas, y cuyos muros se asientan sobre los de la antigua mezquita musulmana.  A pesar del daño, su monumentalidad llama la atención a quien la contempla por primera vez.

La tercera iglesia, también de estilo mudéjar, es la de las Santas Justa y Rufina (siglos XIV y XV). Monumental, de una sola nave, con una galería de arcos apuntados que recorre la nave, contiene en su interior algunos frescos y retablos interesantes, así como un púlpito cuya decoración en yeso de estilo mudéjar bien vale una visita a esta iglesia. Desde la iglesia podemos subir entre antiguas bodegas hasta el castillo, o bien podemos detenernos y contemplar las vistas del valle del Jiloca, repleto de árboles frutales y vides (Maluenda es conocida por sus melocotoneros y su vino), vista que contrasta con las ásperas, mas atractivas, sierras que la rodean.

Información práctica

  • Ayuntamiento: Plaza del Cardenal Casanova, 1 (50340)
  • Teléfono: 976 893 007
  • Correo electrónico: maluenda@dpz.es
  • Web: www.maluenda.net
  • Habitantes: 989
  • Altitud: 581 m.

Rev. (PAB) 07.07.2016