La Toba


Los poblamientos en el término de La Toba se remontan a la Edad del Bronce. Sabemos que la civilización romana llegó a estas tierras por los restos de una villa en La Membrillera y su correspondiente camino. En época del califato (hasta los inicios del siglo XI) este territorio formaba parte del extremo oriental de la Marca Media, es decir, era lugar de extremos, zona de frontera, y por cierto bastante desolada. Dos construcciones de origen militar: las torres de Alcorlo y La Torrecilla, pudieron ser atalayas de vigilancia en esa época. En época del Cid, en pleno siglo XI, siguió el destino de la taifa de Toledo, conquistada por el rey leonés Alfonso VI en 1085.En el siglo XII perteneció al Común de Villa y Tierra de Atienza.

Qué ver y hacer

La Toba, a más de 900 metros de altitud es un pueblo serrano cercano a Jadraque. En su término municipal, al norte, se encontraba el pueblo de Alcorlo, anegado en 1982 por las aguas del río Bornova, que sirvieron para formar el actual embalse.

El pueblo posee una picota del siglo XVI en la que pueden verse las argollas con las que encadenaban a los reos o, en su caso, colgaban los cadáveres de los ajusticiados.Muy cerca se halla la Iglesia rural de San Juan Bautista (XIV-XVI).

Fuera del pueblo, a unos 5 km, se encuentra el embalse de Alcorlo. Desde la Torrecilla (en el término de La Membrillera, en el paraje de Los Picos) y el castillo de Alcorlo (ambos en estado de ruina), se tienen vistas muy atractivas de la sierra y del castillo de Jadraque. Ambas cosntrucciones pudieron ser en origen atalayas islámicas de vigilancia. El castillo de Alcorlo es en realidad un torreón de planta cuadrada: la construcción actual es de los siglos XIII-XV. Muy cerca se halla el llamado tradicionalmente "puente romano", de un solo ojo, también en mal estado de conservación. A pesar de estos condicionantes, se trata de una visita recomendable para viajeros sin prisa.

Información práctica

Rev. (PAB) 07.07.2016