Gea de Albarracín


La historia islámica de Gea está vinculada en sus orígenes, ya en el siglo VIII, a la familia Banú Razin, que gobernaría con el tiempo un reino o taifa cuya capital era Albarracín. Es muy probable que el Cid pasara por esta localidad en sus viajes a Albarracín, aunque no se posee constancia documentada de este paso. El final del dominio de los Banú Razín llegaría a principios del siglo XII, y en 1104 quedó bajo el domino almorávide. La historia de Albarracín es muy intensa en los años siguientes, hasta que en 1168 pasa a manos de Pedro Ruiz de Azagra, quien levanta sobre el antiguo reino taifa un importante señorío. Gea no siempre dependió de Albarracín, y su historia en los siglos posteriores, durante toda la Baja Edad Media, sufre numerosos cambios a raíz de las disputas entre los distintos señores y las coronas de Castilla y Aragón.

Qué ver y hacer

Gea de Albarracín es un pueblo de la Sierra de Albarracín levantado junto al cauce del río Guadalaviar. La geografía de Gea está claramente determinada por su pasado. Quizá el hito más significativo sea su acueducto, de origen romano (un canal artificial, parte del cual lo componen túneles excavados en la roca), que provenía de Albarracín y llegaba hasta Cella con la intención de aportar agua hasta a la llanura del Jiloca. Esta fascinante construcción civil llegó a medir 18 kilómetros, y su utilidad desapareció en el siglo XII, cuando se descubrió el gran pozo artesiano de Cella, cuyo caudal satisfacía las necesidades para las que se construyó el canal. Actualmente se ha acondicionado parte del recorrido del viaducto para los turistas y es el motivo alegórico de nuestro sello de salvoconducto.  Con la dominación musulmana, Albarracín, y con esta Gea y otros pueblos, pasó a manos de de la familia Banu Razin, que gobernó la zona durante siglos y constituyó un reino independiente. Gea estuvo amurallada, aunque apenas queden restos, y pudo constituir un puesto defensivo islámico en el sureste de la taifa. Aunque Gea cambió de manos en numerosas ocasiones, siguió siendo mayoritariamente musulmana hasta la expulsión de los moriscos en 1610. La influencia islámica puede aún percibirse en la configuración y arquitectura de algunas callejas y casas de su casco antiguo. Sin embargo, las casonas y los principales edificios religiosos datan de los siglos XVII y XVIII, época de mayor esplendor de la población. Desde Gea, enmarcada en un paraje natural de gran interés, surgen varias rutas y senderos.

Además, no puedes perderte...
  • Además del acueducto, si te interesan los parajes singulares te recomendamos que visites los Pinares del Rodeno: se trata de un paisaje de más de 3.000 hectáreas de areniscas rojas y conglomerados sobre los que crecen extensas masas de pino rodeno, y está ubicado en los términos de Gea, Beza, y Albarracín.

Información práctica

Rev. (PAB) 07.07.2016