Gallocanta


Entonces se trasladó mí­o Cid al puerto de Alucant,

desde allí­ atacó mí­o Cid a Huesca y a Montalbán,
en aquella correrí­a diez dí­as tuvieron que emplear.
Versos 951 y ss. CMC

Algunos estudiosos identifican esta localidad con el Alucant del Cantar, uno de los lugares que el Cid utilizarí­­a como base de operaciones para sus cabalgadas, ya que Gallocanta era denominada Allucant durante la Edad Media.

Qué ver y hacer

Gallocanta es el epicentro de un anillo senderista de indudable interés medioambiental que une esta población con Daroca. En el término de Gallocanta se ubica la laguna del mismo nombre, que cada invierno concentra hasta 100.000 aves, siendo el lugar de reunión de grullas más importante de Europa. Además, concentra un buen número de especies de aves acuáticas, esteparias y rapaces. Tal riqueza convierte a la laguna de Gallocanta en uno de los paraí­sos ornitológicos más importantes de Europa.

Además, no puedes perderte...
  • La temporada de grullas. Entre los meses de octubre y marzo, la laguna de Gallocanta, situada a 1.000 metros de altitud, se convierte en parada para numerosas aves migratorias, especialmente grullas y anátidas, y constituye un espectáculo visual para el viajero. Debido a la propia naturaleza de la migración es importante ponerse en contacto con la oficina de turismo, que recomendará el momento adecuado para acercarse a Gallocanta. Si el viajero acude fuera de este tiempo, siempre puede acercarse al Museo de las Aves, donde puede verse buena parte de las aves de la zona.

Información práctica

Rev. (PAB) 07.07.2016