Fuentes de Rubielos


Fuentes de Rubielos (Teruel) se halla enclavado en la Sierra de Gúdar, en los límites con la provincia de Castellón, a casi mil metros de altitud, en un paraje natural muy atractivo, rodeado por pinares y bosque mixto de sabinares, rebollares o robledales y carrascales. Se trata de un pueblo pequeño de casonas tradicionales y calles estrechas, donde sobresalen los edificios del Ayuntamiento y la iglesia barroca de la Asunción (siglo XVII). Las numerosas fuentes en el pueblo y alrededores (el Moral, la Canaleta, el Morrón) hacen honor a su nombre.

Su patrimonio histórico artístico más sobresaliente son sus dos ermitas: la de Santa María Magadalena, (tardo-gótica, del siglo XVI, que contiene un interesante retablo del XVI en forma de tríptico) y la ermita de Santa Isabel: esta última requiere nuestra atención. Actualmente se encuentra en ruinas; sin embargo ha sido un lugar poblado desde la Antigüedad: posee un pequeño yacimiento íbero-romano que atestigua presencia humana desde hace 3.000 años aproximadamente. También en el lugar se han hallado restos islámicos de la época del Cid y posteriores, como el aljibe del siglo XII. En este lugar se edificó después, posiblemente en el siglo XIV, una ermita. El motivo de este uso continuado a lo largo del tiempo es su posición estratégica, de fácil defensa (llegó a ser utilizado también en la guerra civil). Santa Isabel se halla a tres kilómetros de Fuentes de Rubielos. Hay varias rutas que conducen hasta allí. Es un lugar lleno de historia y un fantástico mirador: las vistas desde la ermita valen la caminata.

En verano, el viajero puede descansar en una zona de baño en la ribera del río El Morrón.

Información práctica

Rev. (PAB) 07.07.2016