El Salse (Alicante)

Qué ver y hacer

Poco antes de llegar a Beneixama, discretamente ubicado a la izquierda de nuestro recorrido siguiendo el trazado de la Vía Verde Chicharra se encuentra la población de El Salse. Esta pequeña pedanía de Beneixama debe su origen muy probablemente a las generosas aguas del río Vinalopó que durante siglos fueron explotadas para la puesta en funcionamiento de multitud de molinos y alfares, documentados ya desde la Edad Media. Buena parte de estos molinos vamos a poder descubrirlos siguiendo nuestro camino dirección Beneixama, por lo que estaremos atentos al llegar junto los restos de la antigua estación.

El caserío de El Salse se articula en torno a un par de calles rodeado de numerosas zonas verdes que se confunden con las numerosas plantaciones forestales maderables del entorno. Sus casas, que apenas superan las dos alturas, se han visto transformadas en los últimos años para convertirse en segundas residencias sin llegar a recuperar la vitalidad de otros tiempos cuando el sonido de la locomotora del tren inundaba buena parte del valle.

En torno a la población encontramos la ermita de San Vicente Ferrer, un bonito edificio restaurado levantado en mampostería de mitad del siglo XIX rematado por una pequeña espadaña. 

Información práctica

Rev. (PAB) 10.07.2017