Cubillo del Campo


El origen incierto del actual Cubillo del Campo está ligado a los tiempos de la repoblación de la tierra de nadie entre los territorios cristianos y musulmanes durante los siglos X y XI. Esta tierra dura y despoblada fue testigo de la llegada de familias de colonos, origen de los núcleos urbanos que se constituirí­an en behetrí­as.

Qué ver y hacer

Cubillo del Campo es un pueblo pequeño y tranquilo que cuenta en su jurisdicción con algunas de las famosas canteras de piedra caliza con las que se construyó la catedral de Burgos. La historia de la ciudad de Burgos está escrita con la piedra caliza de esta zona y en concreto, de la piedra extraí­da de las canteras que comparten Cubillo y la vecina Hontoria. Desde la antigí¼edad, esta piedra caliza ha sido arrancada de la tierra por su resistencia y su facilidad de talla, la vecina abadí­a románica de San Quirce (siglo XII), la catedral de Burgos (siglo XIII y siguientes) y otros edificios singulares de la ciudad como el Arco de Santa Marí­a o la Casa del Cordón, han sido construidos con esta piedra, y también, por supuesto, la primera vista de que dispondrá el viajero, la iglesia parroquial, iniciada a finales del siglo XVI, que se alza, imponente, sobre un alto. La economí­a del pueblo se basa en la explotación de unos arenales colindantes y en menor medida de la agricultura.

Los habitantes de Cubillo pueden afirmar que poseen la espada Tizona más larga del mundo, de unos sesenta metros de longitud: situada en la ladera de un alto por el que discurre el sendero cidiano, es visible desde el pueblo, y fue construida por los habitantes de la localidad como homenaje al Camino del Cid.

Además, no puedes perderte...

Las canteras. En realidad no existe una sola cantera, sino muchas; en ocasiones se trata de pequeños y hondos pozos que perforan la sierra, y en otras, como es el caso de las situadas entre La Mata Rubia y Los Carriles, son fascinantes explotaciones subterráneas que sin duda sorprenderán por sus dimensiones al viajero y que, incluso, en algún caso fueron utilizadas como polvorí­n durante la guerra civil. Estas canteras están cerradas al público, pero el viajero sin prisas quizá pueda verlas preguntando en el Ayuntamiento. Si esto no es posible, te recomendamos que hables con los vecinos más viejos del pueblo y les preguntes sobre las canteras; algunos de ellos trabajaron en las minas subterráneas, a veces en condiciones muy duras; seguro que encuentras su conversación interesante.

Información práctica

  • Dirección postal del ayuntamiento: Calle Plaza, 3
  • Teléfono: 947 406 840
  • Web: www.cubillodelcampo.es
  • Habitantes: 96
  • Altitud: 1000 m.

Rev. (PAB) 06.07.2016