Cirat


En el Segundo Fuero de Daroca, del siglo XII, aparece la constancia documental de esta población, denominada Cirab. Toda esta zona fue hasta el siglo XII controlada por los príncipes y señores musulmanes, pero tras la conquista cristiana siguió siendo mayoritariamente musulmana. De hecho tras la expulsión de los moriscos en 1609 la población sufrió un notable descenso poblacional, del que se recuperaría en el siglo XIX, cuando llegaría a los 1.800 habitantes.

Qué ver y hacer

Cirat se halla en la comarca del Alto Mijares, un valle recorrido por este río de geografía diversa, pues combina una vega amplia en ocasiones con montañas y montes de pinares, abruptos cortados y valles estrechos. Su enclave le permite hallarse en dos Espacios Naturales distintos: Curso alto del río Mijares y Sierra del Espadán. La principal protagonista, como en toda la zona, es el agua, ya sea en forma de fuentes, de pozas o de saltos o cascadas: una de ellas dio origen a la leyenda del Salto de la Novia, y que ha sido el motivo utilizado para el sello del salvoconducto del Camino del Cid.

Los más interesados en el mundo medieval pueden acercarse al castillo islámico de Cirat (XI-XIII), hoy en ruinas. Los menos avezados tienen su encuentro con la historia en la Torre de los Condes de Cirat, del siglo XIII, aunque reformada en el XVIII. Para todos, en general, recomendamos realizar alguna de las diversas rutas senderistas que parten de la la localidad y que inevitablemente conducen a un remanso o una poza donde refrescarse.

Información práctica

  • Ayuntamiento: Plaza Mayor, 18 (12231)
  • Teléfono: 964 143 113
  • Correo electrónico: info@cirat.es
  • Web: www.cirat.es
  • Habitantes: 150
  • Altitud: 457 m.

Rev. (PAB) 06.07.2016