Cetina


Cruzaron los ríos, entraron a Campo Taranz,

por esas tierras abajo a toda velocidad,
entre Ariza y Cetina mío Cid se fue a albergar;
grande es el botín que obtuvo en la zona por la que va.
Versos 540 y ss. CMC

Cetina se halla en la vega del río Jalón; este río ha sido desde épocas antiguas paso natural entre la Meseta y el valle del Ebro. Por ello no son de extrañar los hallazgos de restos arqueológicos de diferentes culturas, desde el Paleolítico hasta la Roma imperial. Sin embargo, el origen de la actual localidad es incierto: los primeros testimonios documentales nos remiten al siglo XII con la conquista alfonsina de la zona: con anterioridad, Cetina sería una alquería árabe dependiente de Calatayud hasta la conquista de esta ciudad por Alfonso el Batallador en 1120. Situada en tierra de frontera, y como tal peligrosa, Calatayud obtuvo su fuero en 1131, y Cetina, según algunos estudiosos, entre 1151 y 1157. Este fuero fue otorgado por el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV junto con la Orden militar del Hospital de Jerusalén, que por entonces tenía sede en Calatayud.

En el Cantar, Cetina es una de las localidades musulmanas por las que pasan el Cid y su hueste en su recorrido por el Jalón, recorrido que el poeta anónimo conocía muy bien. Según el Cantar, en la jornada número 15 del destierro el Cid y sus hombres durmieron en un paraje entre Ariza y Cetina. Su presencia bastó para que sus habitantes se vieran obligados a entregarle tributos para evitar así actos de violencia.

Qué ver y hacer

Cetina, es un pueblo pequeño, dedicado a la agricultura de secano en razón de las escasas lluvias que caen aquí durante el año. Este paisaje comprende también algunas huertas junto al pueblo, las viejas corralizas de  adobe, dispersas y en desuso, y las hileras de árboles frutales que, como los almendros, exigen poco a la tierra sobre la que crecen. Nada más llegar a Cetina el visitante repara en una fortaleza con dos torres con sólidos contrafuertes en los muros anexos. Se trata del castillo-palacio de Cetina en cuya capilla de alfarjes y yeserías mudéjares tuvo lugar, según la tradición, el domingo de Carnaval de 1634, la boda del escritor Francisco de Quevedo y Villegas con doña Esperanza de Mendoza, señora de Cetina. Como casi toda la vida de Quevedo, este pasaje no está exento de anécdota: casado por necesidades económicas y enemigo declarado del matrimonio, el enlace resultó desastre, separándose al poco tiempo, no en vano era de la opinión de que: a los hombres que se casan los había de llevar la iglesia con campanillas delante, como a los ahorcados, dedicando también alguno de sus versos: Antes para mi entierro venga el cura / que para desposarme; antes me velen / por vecino a la muerte y sepultura. Quevedo pasó poco tiempo en Cetina, pero su nombre ha quedado aquí para siempre. El castillo, hoy residencia privada, tiene sus orígenes en el siglo XIII, y conserva parte de su arquitectura gótica, aunque ha sido muy transformado. Muy cerca se encuentra la iglesia de San Juan Bautista, a la que nos acercamos recorriendo las calles del pueblo, largas las principales, flanqueadas por casas de dos alturas. La iglesia es barroca, de sobria fachada. Fue inaugurada en 1708. En sus bóvedas pueden verse unas interesantes pinturas de época que llamarán la atención del viajero desprevenido.

La fama del pueblo, sin embargo, es debida a los bailes que se ejecutan en días sucesivos durante las fiestas de San Juan Lorenzo (en mayo): el Dance y la Contradanza,datadas en el siglo XVII aunque sus orígenes parecen remontarse a la época medieval.

Además, no puedes perderte...
  • La Contradanza. Si os encontráis cerca de Cetina el 19 de mayo (festividad de San Juan de Lorenzo) no os perdáis el dance y la contradanza que se celebran a lo largo de esta festividad: el dance a mediodía y la contradanza por la noche.  Enmarcada dentro de una fiesta ritual de plenilunio, tiene como protagonista, a la luz de las antorchas, al Diablo. La agilidad de los danzantes, sus disfraces, la gestualidad del ritual y la atmósfera nocturna de luces y sombras crea un ambiente muy efectivo.

Información práctica

  • Ayuntamiento: Plaza de la Villa, 4 (50292)
  • Teléfono: 976 844 095
  • Correo electrónico: cetina@dpz.es
  • Web: www.cetina.es
  • Habitantes: 601
  • Altitud: 675 m.

Rev. (PAB) 07.07.2016