Callosa de Segura


El nombre de Callosa proviene del árabe Qalyusa que significa castillo. Conquistada a los musulmanes por Jaime I de Aragón en 1265 tras una revuelta mudéjar en todo el reino moro de Murcia (cuyo rey era vasallo del de Castilla), fue repoblada de cristianos, principalmente catalanes y aragoneses, y devuelta al rey castellano Alfonso X. En 1296 fue tomada por Jaime II de Aragón para el Reino de Valencia, al cual perteneció desde entonces. Callosa no obtendrí­­a la independencia hasta el año 1579, siendo rey Felipe II.

Qué ver y hacer

Callosa de Segura es un municipio situado al sur de la provincia de Alicante, en la comarca de la Vega Baja del Segura. La población de extiende a los pies de la Sierra de Callosa, presentando una estampa muy singular que la hace reconocible al viajero del Camino del Cid desde la distancia. 

El nombre de Callosa proviene del árabe Qalyusa que significa castillo. Conquistada a los musulmanes por Jaime I de Aragón en 1265 tras una revuelta mudéjar en todo el reino moro de Murcia (cuyo rey era vasallo del de Castilla), fue repoblada de cristianos, principalmente catalanes y aragoneses, y devuelta al rey castellano Alfonso X. En 1296 fue tomada por Jaime II de Aragón para el Reino de Valencia, al cual perteneció desde entonces. Callosa no obtendría la independencia hasta el año 1579, siendo rey Felipe II. 

El paisaje que rodea la población es un conglomerado de cultivos de cítricos y hortalizas que mantienen activo el pasado agrícola de la población. Durante siglos Callosa desarrolló una próspera industria de manufactura de cáñamo (alpargatas y cabos) que con los años ha sabido evolucionar hasta convertirse en el primer productor mundial de cuerdas y redes. A espaldas de la población se alza la sierra de Callosa, que alcanza su mayor altitud en los 568 metros del Alto del Águila, y que ofrece al visitante numerosas rutas senderistas que nos aportan un punto de vista muy distinto del entorno.

El visitante del Camino del Cid descubre al llegar a Callosa una ciudad moderna de traza rectilínea con amplias avenidas y edificios  de varias alturas. Sin embargo, el casco antiguo conserva parte de la esencia medieval y moderna de la población con un importante patrimonio cultural: la iglesia Arciprestal de San Martín, el Santuario de San Roque, las ermitas de los Dolores y del Rosario... Cuenta con varios museos de interés como el museo arqueológico, el museo del Cáñamo o el de la Semana Santa. Sobre la ladera, a unos 200 metros de altitud se encuentran los restos del Castillo de Callosa, una fortaleza de origen musulmán que aparece ya documentada en el año 924, y que probablemente diera nombre a la población.

Información práctica

Rev. (PAB) 26.05.2017