Caleruega (Burgos)


El origen de la actual Caleruega se remonta a la Alta Edad Media, al movimiento de repoblación del siglo X promovido por los condes castellanos en su intento por colonizar la tierra de nadie existente entre Castilla y la orilla norte del río Duero.

En 1170 nació aquí Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de los Predicadores (Dominicos). La importancia de esta orden religiosa hizo que a lo largo de los siglos Caleruega creciera gracias a su monasterio -iniciado en 1266 por orden de Alfonso X el Sabio- y a los privilegios otorgados por los reyes.

Qué ver y hacer

Con más de 400 habitantes, Caleruega es un pueblo dinámico y, al mismo tiempo, tranquilo que dispone de numerosos servicios para el viajero (gasolinera, tiendas, alojamientos, restaurantes, servicio médico, farmacia, etc.).

Su cuidado centro histórico posee un importante patrimonio histórico artístico, en el que destacan la iglesia románica de San Sebastián, el Monasterio de Santo Domingo de Guzmán, y el Convento de Santo Domingo, donde se halla la torre defensiva de los Guzmanes. A la salida del pueblo, el viajero cidiano ha de visitar la estatua ecuestre del Cid y tocar la corneja, símbolo de buena suerte según el Cantar de Mío Cid. Antes, los más osados pueden subir a la Peña de San Jorge: domina toda la villa y ofrece una espectacular panorámica de la comarca. En sus inmediaciones hay restos arqueológicos altomedievales (siglo X), con las características necrópolis de "bañera".

 

Además, no puedes perderte...
  • La ruta de las loberas. Además de su interesante casco urbano, Caleruega cuenta con una agradable ruta circular para todos los públicos de unos 10 km donde el viajero tendrá la oportunidad de descubrir interesantísimos recursos vinculados al patrimonio natural y al histórico. El paseante visitará tres tenadas restauradas convertidas en centro de interpretación sobre aves esteparias y la trashumancia. Las tenadas eran una especie de corrales cubiertos donde se resguardaban a los rebaños de los ataques de los lobos o las inclemencias del tiempo. También hay antiguas loberas -refugios tradicionales de piedra donde dormían los pastores- fuentes y áreas recreativas donde descansar. Una de las atracciones principales de esta ruta son las bodegas medievales del siglo XIII  excavadas en la roca y un comedero de buitres que encantará a los más pequeños por la proximidad de estas aves carroñeras.

Para más información sobre posibles visitas se recomienda contactar con la Oficina de Turismo de  Caleruega.

Información práctica

Rev. ALC: 13.09.18