Benasal


Benassal es una población de origen árabe. Dependiente de Culla, en 1234 pasó a manos cristianas al tomar Blasco de Alagón el castillo de Culla. En 1239 obtuvo su primera carta puebla y en 1303 pasó a ser propiedad de la Orden del Temple y posteriormente, tras su disolución, de la orden de Montesa.

Qué ver y hacer

Enclavada en el Maestrazgo, Benasal posee numerosos atractivos naturales: uno de ellos es el balneario de la Fuente en-Segures o Font d´en Segures, a pocos kilómetros del pueblo, en cuyo manantial mana una de las aguas más reputadas de la Comunidad Valenciana. Otro es el Rivet, un bonito bosque de quejigos que además alberga algunos ejemplares monumentales. Desde el Rivet, el viajro podrá acceder a llamativas vistas de la sierra del Maestrazgo.

La villa de Benassal guarda aún interesantes huellas arquitectónicas de su pasado, no sólo en el diseño estrecho de las calles del casco antiguo, sino en los lienzos de sus murallas, que marcaban el perímetro de la antigua villa conocido hoy como La Mola. El edificio principal es del siglo XIII, y a él se accede a través de una puerta con un arco de influencia árabe, motivo elegido para el sello de nuestro salvoconducto. También susbsisten varias torres, algunas, como la torre de la prisión (siglo XIV), integradas en la villa, y otras más modernas, del siglo XVI, diseminadas por el término municipal. Precisamente, ya saliendo de Benasal por la carretera que nos conduce a Villafranca del Cid, el viajero podrá observar una muela sobre la que aún se alzan los restos de una fortaleza defensiva de origen árabe: el castillo de Corbó, del siglo XII.

Información práctica

Rev. (PAB) 06.07.2016