Aragosa


Aunque se desconoce el origen del núcleo urbano de Aragosa, lo cierto es que ya en el siglo XI existió como enclave defensivo musulmán como lugar de paso entre Guadalajara y Medinaceli. Ya en tiempos del Cid debía de existir un castillo o fortificación, del cual no quedan ya restos, pero que existía en el siglo XII, como así aparece en el documento de donación al obispo de Sigüenza, Don Bernardo, de 20 de septiembre de 1143 en el que Alfonso VII otorga a la villa de Aragosa su propio fuero; en el mismo documento se informa de que la población había pasado largo tiempo desierta, posiblemente a raíz del enfrentamiento entre Alfonso VI y los almorávides, quienes probablemente tomaron temporalmente esta plaza como punta de lanza contra las posiciones cristianas en el antiguo reino taifa de Toledo, al que pertenecía buena parte de la actual provincia de Guadalajara.

Qué ver y hacer

Aragosa cuenta con una veintena de habitantes. Los interesados en el románico pueden visitar su sencilla iglesia románica, del siglo XII, bajo la advocación de San Roque, situada en la ladera junto a las bodegas. Junto a La Cabrera y Pelegrina forma parte de los núcleos urbanos ubicados dentro del Parque Natural Barranco del Río Dulce, conformado por una hoz natural por la que discurre este río de gran riqueza medioambiental y paisajística, conocido por ser uno de los escenarios utilizados por el Félix Rodríguez de la Fuente para sus documentales. El enclave de Aragosa es muy agradable, ya que se halla en un alto a 960 metros de altitud, frente a una gran pared de roca caliza donde anida el buitre leonado y bajo la cual discurre el río Dulce, que vierte sus aguas en el Henares, a la altura de Matillas. Aragosa es una de las salidas del Parque Natural desde donde puede realizarse un itinerario muy recomendable, apto para senderistas y cicloturistas, siguiendo el curso del río a lo largo de 17 km, hasta Pelegrina. Este es el motivo por el cual existen varios alojamientos rurales.

Además, no puedes perderte...
  • Si estás en Aragosa y te gusta el senderismo, no puedes perderte el itinerario por el Parque Natural del Barranco del Río Dulce, un trayecto de 17 km apto para senderistas y cicloturistas, parte del cual coincide con el Camino del Cid. El Parque Natural está formado por un barranco y una serie de hoces discontínuas donde anidan buitres, alimoches y ejemplares de águila real y búho real entre otros, o truchas y nutrias -indicativos de unas aguas limpias- además de una variada flora de ribera y de interior, sabinares y encinares entre otros.

Información práctica

  • Habitantes: 23
  • Altitud: 960 m.

Rev. (PAB) 07.07.2016