Alcoba de la Torre


Aunque no existe un acuerdo generalizado sobre su significado, el topónimo de Alcoba de la Torre proviene del árabe. Sin duda Alcoba fue una plaza de avanzada musulmana en la línea del Duero, muy cerca de la calzada romana que conducía a Uxama (Osma) y a Clunia. En el año 989 Almanzor arrasó la población tratando de reforzar la línea estratégica del Duero.

Qué ver y hacer

La tranquila carretera que nos conduce hasta Alcoba de la Torre nos despide de la provincia de Burgos para introducirnos en Soria. Los paisajes alomados con grandes campos de cereal y pequeños rodales de monte dejan entrever algún campo con viñas, que anuncian que nos encontramos dentro de Denominación de Origen Ribera del Duero. La ermita de la Soledad con su hermosa espadaña nos da la bienvenida a la entrada de la población y nos invita a hacer una pausa en el Camino para descubrir sus secretos.  

Ubicada en la margen derecha de la Vega del río Pilde a poco más de 900 metros de altitud, esta tranquila población perteneciente al municipio de Alcubilla de Avellaneda debe su nombre probablemente a la fortaleza de origen árabe que aún hoy pervive en la parte alta de la población. Y es que el castillo de Alcoba de la Torre debió de ser testigo de los castigos que Almanzor ejerció sobre la villa a finales del siglo X. Sin embargo, la presencia de la Calzada Romana que unía Uxama con Clunia (de la cual aún se conserva algún tramo en dirección a Alcubilla de la Torre), nos inclina a pensar que el origen de la población pudiera ser anterior.

Próxima al castillo se encuentra la iglesia de San Román, un sencillo edificio de una sola nave de mampostería que conserva en su interior un magnífico retablo. Su pequeño casco urbano se encuentra dividido por la carretera que ejerce de calle principal y nos muestra el caserío dominado por edificaciones de piedra y adobe entre las que destaca la casa de la Villa. 

Diseminados por el entorno de la población encontraremos multitud de elementos de arquitectura popular que, en mejor o peor estado, han llegado hasta nosotros: lagares, bodegas, molino harinero, corrales... 

Información práctica

Rev. (PAB) 19.07.2017