Alarba

Qué ver y hacer

Alarba, del árabe “el miércoles” (día en que se celebraba el mercado), se le aparece al viajero entre un paisaje de montes, campos de vid y almendros, mostrando un rico colorido cambiante según la estación del año. Además del nombre de la población, de su origen medieval dan también testimonio la calle del castillo y ermita de la Virgen del Castillo, que atestiguan la existencia de alguna fortaleza de la que hoy no quedan vestigios.

A época moderna pertenece la iglesia de San Andrés construida en el siglo XVI. De estilo tardo gótico muestra al exterior una excepcional cabecera poligonal. El interior es el resultado de la remodelación llevada a cabo en 1760 en la que la iglesia se amplió de una a tres naves. Aun así conserva de su época primitiva un interesante relieve sepulcral de una doncella fallecida en 1594.

Junto a la entrada de la población el viajero podrá aliviar la sed y refrescarse en una interesante fuente renacentista construida en pleno siglo XVI que forma parte de un auténtico complejo hidráulico de tradición popular compuesto por la propia fuente, que suministraba el agua de boca y que se encuentra en un estado excelente de conservación, el abrevadero, para el ganado, y el lavadero, para labores de limpieza doméstica.

Información práctica

  • Ayuntamiento: Calle Baja, 28 (50345)
  • Teléfono: 976 894 201
  • Correo electrónico: alarba@dpz.es
  • Habitantes: 137
  • Altitud: 844 m.

Rev. (PAB) 12.05.2017