Aguilera


Aguilera fue, durante los siglos VIII a XI, zona de frontera. Fue Fernando I quien conquistó estas tierras, incluyendo Aguilera, en 1060. Según un diploma del Monasterio de Silos, en 19 de mayo de 1097, Alfonso VI, acompañado por la reina Berta y su hija Urraca, varios de sus condes, el mismo Álvar Fáñez, y su ejército, se hallaba acampado en Aguilera, camino de la taifa de Zaragoza probablemente con el fin de ayudar a  su rey al-Mustain, cuando supo de la llegada a la Península, a través del Estrecho, del Emir almorávide Yusuf, que se instaló en Córdoba. Con toda probabilidad esta noticia le llevó a regresar con el fin de reforzar sus defensas del Tajo frente al presumible ataque almorávide sobre Toledo.

Qué ver y hacer

Aguilera se encuentra en una extensa planicie de cultivos, a cuatro kilómetros de Berlanga de Duero y a diez de la fortaleza califal de Gormaz (que se divisa sin dificultad). Por su ubicación no se descarta que existiera un enclave fortificado islámico, y también  algunos autores aventuran la existencia en sus inmediaciones de una atalaya musulmana y de un pequeño convento. Muy cerca, junto al río Talegones, se han hallado los restos de una villa romana. El pueblo, a los pies del cerro El Cabezo, es pequeño y predominan las construcciones tradicionales de adobe, especialmente en pajares y palomares, ya dispersos y arruinados una vez desapareció la finalidad para la que fueron construidos. A la entrada del pueblo  y tras pasar el lavadero nos encaminamos a la iglesia de San Martín, una bonita iglesia románica del siglo XII, con una interesante galería porticada. La iglesia se halla a los pies del cerro: el viajero que se anime a subirlo dispondrá de una vista más amplia de los alrededores, e inevitablemente pensará en que sin duda aquel tuvo que ser un lugar ideal para la construcción de una atalaya de vigilancia.

Además, no puedes perderte
  • Desde luego, si te gusta el románico, no puedes perderte la iglesia de San Martín, modesto pero bonito ejemplo del románico rural. Los capiteles del pórtico están toscamente tallados, pero tienen interés. Si no eres muy aficionado, prueba a interpretar las figuras que allí aparecen (saltimbanquis, seres monstruosos como los grifos o las arpías, etc.) o simplemente disfruta al amparo de su galería de la quietud del paisaje.

Información práctica

  • Ayuntamiento: Plaza Mayor, 1 42.366 (Ayto de Babuyas de Abajo)
  • Teléfono: 975 365 028 (Ayto de Babuyas de Abajo)
  • Correo electrónico: bayubasabajo@dipsoria.es
  • Habitantes: 17
  • Altitud: 930 m.

Rev. (PAB) 07.07.2016