El salvoconducto, la credencial del Camino del Cid

¿Qué es el salvoconducto?

El salvoconducto es la credencial donde el viajero estampa los sellos de las distintas poblaciones por las que pasa. El salvoconducto recuerda al documento que durante la Edad Media se utilizaba para asegurar el paso libre y seguro de viajeros y mercancías. De modo alegórico, el Cid concede ahora ese paso seguro a los viajeros del siglo XXI a lo largo de todo el Camino.

El Salvoconducto del Camino del Cid.El Salvoconducto del Camino del Cid.

 

¿Para qué sirve?
  •  Es un bonito recuerdo de tu paso por el Camino del Cid: los sellos son muy atractivos y demandados. La colección ha sido diseñada por Julián de Velasco.
  • Es una forma de conocer la "historia secreta" de las poblaciones por las que pasas: cada uno de los sellos hace referencia a un hecho histórico o legendario, o un elemento patrimonial relacionado con la localidad. ¡Pregunta por su significado!
  • Con el salvoconducto puedes obtener descuentos superiores o iguales al 10% (o equivalente, desayuno gratuito, etc.) en más de 200 alojamientos que forman parte de la Red de Sellado del Camino del Cid (el descuento se realiza sobre el servicio principal del alojamiento).
  • Con el salvoconducto puedes acceder a algunas promociones puntuales o regalos que hacemos periódicamente, como pulseras, chapas, gorras, bandoleras, camisetas, etc.
  • Si consigues cuatro sellos de cada una de las ocho provincias de la ruta, obtendrás gratis el documento acreditativo del Camino del Cid.

 

¿Cómo puedes conseguir el salvoconducto? ¿Cuánto cuesta?

 El salvoconducto es gratuito. Para conseguirlo puedes:

 

¿Dónde se sella el salvoconducto?

 Actualmente el salvoconducto se sella en 180 localidades de la ruta. Cada localidad posee un sello diferente. Cada una de estas localidades puede contar con uno o varios puntos de sellado. Los puntos de sellado pueden ser Oficinas de Turismo, alojamientos, ayuntamientos y otros establecimientos. Muchos de los puntos de sellado tienen como distintivo en su local un azulejo con la corneja del Camino del Cid. Hay más de 450 puntos de sellado. 

Si quieres saber dónde sellar tu salvoconducto, puedes descargarte el listado en la ficha de cada ruta. También encontrarás los puntos de sellado en la ficha de población y en las topoguías BTT.

  

¿Cómo puedes conseguir el documento acreditativo del Camino del Cid?

 Este documento acredita haber recorrido el Camino del Cid. Para obtenerlo es necesario estampar al menos cuatro sellos oficiales de cada una de las provincias. Por supuesto puedes sellar el salvoconducto en las localidades y establecimientos que quieras con independencia de que posean o no el sello oficial. Una vez consigas los 32 sellos sólo tienes que mostrarlo en alguna de las Oficinas de Turismo de la ruta y ellas actuarán como notarios del documento. Dales tus datos personales (nombre y apellidos, dirección, localidad, provincia y teléfono) y ellos se encargarán de avisarnos. De esta forma, nosotros te remitiremos por correo el diploma que te acreditará como viajero del Camino del Cid. 

¿Por qué hemos elegido la corneja?

En el Salvoconducto aparece un nuevo "personaje" asociado al Cid y al Cantar: la corneja. La corneja tiene un papel muy especial en el Cantar de Mío Cid. En su verso 11 dice "A la salida de Vivar tuvieron la corneja a la derecha". El vuelo de la corneja, dependiendo de su dirección, era tomado como un augurio. Para los viajeros, como lo fue para el Cid, la corneja es símbolo de buena suerte en el caminar, por eso queremos que esté presente en la ruta. Además, es un ave que puedes ver sin dificultad a lo largo de todo el itinerario, y seguro que muchos de los viajeros que hagan el Camino la tendrán como compañera en buena parte del viaje.

¿Tienes un alojamiento y quieres formar parte de la Red de Sellado del Camino del Cid?

Si tienes un alojamiento dentro de la ruta y quieres sellar el salvoconducto del Camino del Cid a los viajeros, ponte en contacto con nosotros y sin ningún compromiso te informaremos de cómo hacerlo, cuáles son las ventajas de adherirte  a la Red de Sellado y las obligaciones que comporta. Actualmente hay más de 200 alojamientos adheridos.

Muy importante: desde 2011 pueden sellar todos los alojamientos (hoteles, hostales, albergues, campings, establecimientos rurales de alquiler compartido, etc.) excepto los establecimientos rurales de alquiler completo.

Para solicitar más información puedes contactar con nosotros: a través de nuestro correo electrónico o en el teléfono 947 256 240 (laborables, de 08:00 a 15:00 horas).

Consigue la colección de chapas del Camino del Cid 2017

Se han distribuido más de 56.000 chapas entre los Puntos de Sellado del Camino del CidSe han distribuido más de 56.000 chapas entre los Puntos de Sellado del Camino del Cid

 

El 1 de septiembre de 2017 lanzamos una colección de 181 chapas que representan cada uno de los sellos del Salvoconducto.

Se trata de una edición limitada: se han hecho en total 56.560 chapas. Estas se han repartido entre los 470 puntos de sellado que forman parte de la Red del Camino del Cid (puedes consultarlos aquí).

Cada vez que vayas a sellar tu salvoconducto en uno de estos puntos de sellado recibirás gratuitamente una chapa de la localidad correspondiente. Ahora bien, ten cuenta las siguientes observaciones:

  • Validez de la promoción:
    La promoción es válida a partir del 1 de septiembre: sólo se entregará la chapa a quienes vayan a sellar a partir de esa fecha. Esta promoción no es válida para quienes hubieran obtenido el sello con anterioridad al inicio de esta promoción. La validez de esta promoción es hasta fin de existencias.
  • ¿Y si el punto de sellado está cerrado?
    Conseguir los sellos del Camino del Cid no es fácil. A veces, incluso, es muy difícil. Hay pueblos muy pequeños y puedes encontrarte con situaciones de lo más variadas: desde un alcalde que tiene el sello en su casa y en ese momento no está, hasta un punto de sellado que, por mil diferentes motivos, sólo abre dos horas a la semana. También puede darse el caso, nos ha sucedido, de que un alojamiento haya cambiado de dueño y, en la "mudanza", el sello se haya extraviado. Estas situaciones forman parte de la idiosincrasia de un viaje de estas características. Nuestro consejo es: "no te rayes": los sellos son bonitos, y también las chapas, pero no deja de ser un pequeño juego: lo importante es el viaje. Ya encontrarás otras localidades y otros puntos de sellado. Piensa que en muchas ocasiones quienes sellan el salvoconducto lo hacen desinteresadamente, como una forma de colaborar con el Camino del Cid. Lo mejor es, si estás muy interesado, llamar al punto de sellado donde tienes previsto parar y consultar el horario y los días de apertura.

  • Vas a sellar y ya no quedan chapas
    La promoción se acaba con el fin de existencias, así que en algún momento llegarás a sellar a un sitio donde ya no queden chapas. Cuando eso suceda, no te enfades: recuerda que se trata de una promoción puntual, gratuita y limitada a las 56.560 chapas que hemos repartido. No tenemos previsto hacer más, así que, tanto si has conseguido una, como si has obtenido un centenar, tómatelo como lo que es: un regalo sencillo, un pequeño recuerdo del Camino del Cid

 

Rev: ALC: 04.10.17