EL VISOR CARTOGRÁFICO: UNA NUEVA VENTANA AL CAMINO DEL CID

01-12-2017

 

Alberto Luque Cortina

Acabamos de publicar un inventario con 3.000 recursos -patrimoniales, cidianos y turísticos- existentes en el Camino del Cid. Nuestro propósito es ofrecer al viajero cidiano una herramienta muy práctica y sencilla, para que pueda encontrar rápidamente los lugares en los que está interesado y ubicarlos en el territorio.

Se trata de ofrecer una panorámica lo más amplia posible del itinerario. Siempre hemos pensado que la satisfacción del viajero pasa necesariamente por la comprensión del viaje que está haciendo, y no de trasladarse sin más de un punto a otro, como en un juego de la oca. No al menos en el caso del Camino del Cid, que atraviesa territorios con una densidad histórica y una riqueza patrimonial muy poco frecuente.

Qué hemos hecho

Nuestro trabajo ha consistido en identificar todos los hitos de interés: visigóticos; islámicos; románicos, mozárabes y los vinculados a la llamada arquitectura de la reconquista; góticos; mudéjares; castillos y amurallamientos; juderías; fiestas de interés turístico; Patrimonios de la Humanidad y, por supuesto, los hitos cidianos. En total, casi un millar de referencias.

Arqueta islámica del siglo XI en el Museo Arqueológico de Burgos. Arqueta islámica del siglo XI en el Museo Arqueológico de Burgos.

Para cada uno de estos registros hemos creado una ficha, en la que incluimos su ubicación física; su georeferenciación, la posibilidad de visita (cuando esta existe); correo electrónico y teléfono de contacto (si lo hay), y una web donde encontrar información más detallada. Acompañamos la ficha de una breve explicación que no intenta ser dogmática, con prolijas descripciones técnicas, sino una introducción amigable a lo que vas a encontrar, para que valores si te interesa o no acercarte hasta ese punto.

También hemos generado un potente apartado de Servicios Turísticos, que incorpora todos los alojamientos existentes en el Camino del Cid por categorías (desde paradores y hoteles a casas rurales, pasando por hostales, albergues, campings y puntos de acogida). Además, hemos incluido otras categorías, entre las que quiero destacar las Oficinas de Turismo (más de un centenar), y una dedicada a los servicios para los cicloturistas, y que incluye tiendas y talleres, centros BTT y aquellos alojamientos que ofrecen servicios a los que viajamos en bici. Y lo más importante: puedes seleccionar mediante un simple clic todos los lugares que sellan el salvoconducto, la mayor parte alojamientos que ofrecen a su portador descuentos interesantes. En total hemos inventariado y georeferenciado más de 1.800 servicios.

Disfrutar de lo que se ve y de lo que no se ve

Hasta aquí todo normal. Podría pensarse que estamos ante un trabajo "burocrático" de oficina, y en buena medida así ha sido, pero quien conozca el Camino del Cid sabe que la cosa siempre se complica, y no sólo por sus dimensiones, sino también por la complejidad de encontrar y tamizar la información o la dificultad de georeferenciar determinados hitos, lo que nos ha llevado a realizar una labor de campo casi detectivesca.

Quería poneros dos ejemplos: el primero tiene que ver con algunas torres y murallas de las que apenas quedan vestigios. "Apenas quedan vestigios" quiere decir, dicho "en castizo", que hay cuatro piedras amontonadas (cuando las hay) en un yermo. Uno podría preguntarse por qué tanto interés en ubicar algo "que no se ve". Bueno, hay muchas razones, una de ellas tiene que ver con que, quizá influidos por un concepto decimonónico de la cultura, durante mucho tiempo ha prevalecido la descripción física de un monumento sobre su finalidad, que es su verdadera razón de ser. Es decir: a veces no es tan importante describir cómo es un castillo sino saber por qué está ahí. Las guías de viaje están repletas de profusas descripciones técnicas que no todo el mundo entiende, y la incomprensión suele generar rechazo.

Garbajosa, Guadalajara.Garbajosa, Guadalajara.

Nosotros hemos intentado, por un lado, simplificar estas descripciones (no siempre con éxito) y, por otro, fijarnos en su utilidad; de tal forma que en ocasiones, lo que nos interesa de una galería porticada románica no es su número de arcos, sino el motivo por el que fue construida, que tiene que ver con la idea de las iglesias como centros neurálgicos de las comunidades de colonos medievales. Del mismo modo, acceder a una atalaya invisible, es decir, a una torre de vigilancia de la que no queda nada salvo su ubicación, nos permite entender los motivos de su construcción a través de la contemplación del paisaje: esto nos dará pistas sobre su importancia estratégica y el temple de quienes la construyeron. Se trata de una aproximación muy básica, pero también muy rápida e intuitiva.

El segundo ejemplo tiene que ver con el centenar de hitos cidianos que hemos georeferenciado. Esta era una demanda muy frecuente por vuestra parte. Si uno está haciendo el Camino del Cid quiere saber qué relación tiene ese lugar con nuestro protagonista. Esta es una labor complicada porque, como ya sabéis, la palabra "Cid" es una amalgama de hechos históricos, episodios literarios, legendarios y otras expresiones artísticas y populares.

Nosotros hemos recogido algunas de ellas, y hemos intentado diferenciar claramente entre la historia y otro tipo de manifestaciones (la más importante, el Cantar de mío Cid). En alguna ocasión hemos tenido la satisfacción de ubicar puntos de los que poco se sabía hasta la fecha, como es el caso de la Torre de Doña Urraca, el lugar en el que, según el Cantar, se refugian las hijas del Cid tras ser humilladas por sus esposos. En otros casos, no pudiendo ubicar un sitio concreto, hemos situado el episodio en un lugar emblemático o aproximado, o simplemente adecuado: por ejemplo, en 1088 el Cid acampó en Calamocha (Teruel); no sabemos dónde, así que lo hemos emplazado -previo aviso- en el bonito parque municipal del pueblo: un lugar donde el viajero podrá descansar a sus anchas, entre jardines, árboles y fuentes.

Visor-cartográfico.jpgVisor-cartográfico.jpg

Dónde puedes encontrar esta información: el visor cartográfico

La gran pregunta es: ¿cómo puedo acceder a esta información? Bien, en principio buena parte de estos hitos aparecen recogidos en nuestros folletos, que son una herramienta fundamental para el viajero cidiano y muy útiles en ruta. Ya sabes que puedes solicitarlos gratuitamente en las Oficinas de Turismo. Lo cierto es que, por sus dimensiones, sólo los hitos cidianos aparecen explicados, el resto solamente se citan.

Un segundo paso es dirigirse a nuestra web: en las fichas de cada población, en la columna de la derecha, encontrarás bajo las secciones "Qué ver" y "Servicios" un enlace a cada recurso, ya con su explicación y datos correspondientes, así como un mapa de ubicación.

Pero para facilitaros las cosas, hemos habilitado un visor cartográfico. Se trata de una herramienta muy potente. Nos encantan los mapas, y por eso en abril de 2017 firmamos un convenio de colaboración con el Instituto Geográfico Nacional, gracias al cual, entre otras ventajas, podemos hacer uso de su excelente cartografía. Es una auténtica gozada. Si os gustan los mapas os recomiendo que echéis un ojo a la capa rasterizada del IGN: son de un increíble detalle e incluyen algo tan práctico para senderistas y ciclistas como las curvas de nivel. Son, en resumen, un regalo magnífico para los ojos "made in Spain".

Capa-ráster-del-IGN.jpgCapa-ráster-del-IGN.jpg

El visor cartográfico, realizado por Netberry, incluye la posibilidad de activar diversas capas, como los tracks del Camino en sus cuatro modalidades y los diferentes recursos, de modo que, de un vistazo, puedas comprobar la diversidad y riqueza de los recursos patrimoniales y turísticos del Camino del Cid. Así, si sólo estás interesado en los recursos románicos del itinerario (nosotros hemos inventariado un centenar) o los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad (son 10 repartidos en 27 lugares) ahora puedes verlos con un solo clic. Lo mismo puedes hacer si estás buscando casas rurales, hoteles, campings... Lo mejor es que entres en el visor y lo compruebes tú mismo. Eso sí, ten en cuenta que es sólo una herramienta de consulta muy interesante para visualizar desde un ordenador o una tableta, pero no es una aplicación móvil.

Un proyecto en desarrollo: lo que queda por hacer y lo que está por llegar

Aunque hoy por hoy el visor es una herramienta muy útil, la cosa no acaba aquí: queda aún mucho trabajo por hacer. Por eso, en 2018 vamos a mejorar y aquilatar los contenidos ya existentes y a corregir posibles errores (estamos hablando de una documentación que en su conjunto equivaldría a un libro de casi mil páginas); vamos también a incorporar casi un millar de fotografías y a añadir nuevas categorías, como las poblaciones que son conjunto histórico artístico, los hitos celtíberos, prerromanos y romanos (ya hemos empezado a trabajar en esto), y nuevos servicios de interés, como los bares y tiendas de ultramarinos en las poblaciones pequeñas, información de gran utilidad para el viajero en ruta. En particular vamos a conceder gran importancia a los espacios naturales y a la interpretación de los paisajes, así como a los recursos etnográficos más significativos que ligan al hombre con las tierras en las que le tocó vivir y que explican buena parte de la historia de esos territorios y la idiosincrasia de sus actuales habitantes.

Pero lo mejor está por llegar, ya que este trabajo va a servir para lanzar en el primer cuatrimestre de 2018 una aplicación móvil muy ambiciosa, potente, útil y atractiva. Será un paso más; ya estamos trabajando en ello, para contribuir a hacer del viaje por el Camino del Cid una experiencia a la altura de las expectativas de quienes lo recorren.

Nos vemos, como siempre, caminando.