Camino del Cid: 2016, nuevos retos

10-12-2015
 
Alberto Luque Cortina
 
 
 
Camino del Cid, un año más
El viernes pasado se reunieron en Teruel los representantes de las ocho diputaciones que forman el Consorcio Camino del Cid y que hacen posible la existencia de este itinerario turístico y cultural: Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante. Junto a ellos estaban los responsables técnicos de cada una de estas diputaciones, los cuales, gracias a su trabajo anónimo y eficaz, posibilitan la existencia de este milagro de cooperación institucional que es el Camino del Cid.
 
En esta reunión la diputación de Teruel asumió por turno rotatorio la presidencia del Consorcio y se aprobó el presupuesto para el año que viene -255.900 euros-. Este importante presupuesto servirá para poner en marcha una ambiciosa batería de actuaciones destinadas a dar a conocer el Camino del Cid y a consolidarlo como un itinerario de referencia.
 
La bicicleta de montaña será la gran estrella en 2016
Las claves serán la creación de contenidos de alta calidad y la promoción especializada, donde brillarán con especial intensidad las rutas para bicicleta de montaña: la BTT será la gran estrella de 2016; para ello no sólo estamos señalizando con criterios internacionales las 31 variantes MTB que hemos habilitado en 2015 (unos 175 km), sino que también estamos redactando unas topoguías MTB de primerísima calidad que sin duda serán muy bien recibidas por los viajeros de dos ruedas.

Estamos muy ilusionados con lo que viene en 2016: tenemos entre las manos una ruta excepcional por su riqueza y diversidad patrimonial: siete patrimonios de la Humanidad de origen medieval, 39 localidades declaradas conjunto histórico y o artístico, 70 espacios naturales protegidos, más de doscientos castillos y atalayas; arte románico, gótico, islámico, mudéjar... Pero sobre todo, lo más importante, es la historia que hila y entreteje estos lugares -El Cantar de Mío Cid-, y que nos abre las puertas, teniendo como guía al Cid, a uno de los periodos más fascinantes de nuestro pasado: la Edad Media hispánica. Estáis todo invitados.
 
En fin, nos vemos, como siempre, caminando.