En bici por el Camino del Cid: guías digitales para cicloviajeros con alforjas

03-10-2013
 
Alberto Luque Cortina
 
Acabamos de presentar nuestras guías para cicloturistas de carretera. Estamos muy contentos por muchos motivos. El primero: nos gustan las bicis, somos cicloturistas, nos va viajar de esta manera y utilizarlas en las ciudades como medio de locomoción racional y sostenible.
 
Además, creemos que nuestras carreteras tienen muchos alicientes para atraer a ciclorutistas, españoles y extranjeros. La escasa afluencia de tráfico, unido a la riqueza patrimonial del Camino (con vastos y tranquilos parajes naturales) y al tamaño pequeño y acogedor de buena parte de nuestras poblaciones, hacen del Camino del Cid un destino interesante para los ciclistas nacionales. Para el viajero extranjero puede ser, además, una forma muy atractiva de conocer una parte diferente de España, alejada de tópicos.
 
Estas guías son el típico material con el que a uno
le gustaría contar al iniciar un viaje en bici
 
Para ello necesitábamos ofrecerles una herramienta útil y eficaz, así que llamamos a la gente de UTM Desarrollos para que nos ayudaran y quince meses después de intenso trabajo aquí está el resultado. Hemos editado nueve guías, una por ruta. En total 1946 km ciclables. No esperéis muchas pijadas: son herramientas de viaje, el diseño está pensado para que sean, simplemente, útiles. Hay un trabajo enorme de condensación de datos y nos sentimos muy orgullosos con el resultado: se trata del típico material con el que a uno le gustaría contar al iniciar un viaje en bici.
 
Las guías son digitales, y están colgadas en nuestra web www.caminodelcid.org, en la sección específica de cada ruta, no te costará encontrarlas. Contienen información esencial, por eso ocupan muy poco. Puedes descargarlas en tu móvil o donde quieras, o imprimirlas en pocos segundos. Así de fácil.
 
Cada guía está dividida en etapas, cuya longitud oscila entre los 12 km de la etapa prólogo entre Vivar del Cid, hasta los 82 km, aunque la longitud media es de unos 65 km. Por su longitud, las etapas están pensadas para que el viajero pueda disfrutar plenamente del Camino del Cid, visitando lugares de interés o disponiendo de tiempo para lo que le plazca. Se trata de viajar, y no simplemente de llegar a un destino.
 
Perfiles, desniveles, índices IBP, distancias, talleres,
estado de las carreteras, desvíos, densidad de tráfico, tracks, mapas...
 
Las guías son muy sencillas. Contienen un rutómetro con información precisa y actualizada que incluye los perfiles y grado de dificultad (IBP) de cada etapa, el desnivel acumulado, distancias entre localidades, relación de talleres de bicicletas, etc. También incluye información en ruta: recorrido, posibles desvíos, catalogación y tipo de carretera, descripción del arcén, el estado del firme e incluso la intensidad del tráfico. En la cara de atrás tienen un mapa muy claro con los recorridos. Iguamente, si quieres puedes descargarte los tracks.
 
Lo mejor de todo es que, más allá de algunas correcciones y mejoras (ya estamos trabajando en la segunda edición) funcionan muy bien; lo digo con conocimiento: esta semana hemos cogido unos días de vacaciones para hacer un par de rutas. Más allá de la experiencia fascinante de recorrer carreteras con personalidad propia, hemos comprobado su eficacia. También nos ha gustado encontrarnos con pequeños grupos de ciclistas haciendo el Camino del Cid, y sobre todo nos ha entusiasmado el interés de muchos alojamientos por esta modalidad de viajero.
 
Alojamientos para ciclo-viajeros:
una interesante oportunidad de negocio
 
Nos dicen que cada día son más los ciclistas que recorren el Camino del Cid. En general, afirman, se trata de un turista agradable, responsable, muy respetuoso. Nosotros les animamos a buscar negocio en este nicho de mercado.
 
Cada vez más cicloturistas (a mí me gusta más el término "ciclorutista" o "cicloviajero") buscan alojamientos con servicios especializados: lo esencial es un lugar para guardar las bicis y una manguera para limpiarlas. Lo siguiente es un pequeño taller con recambios básicos. No tiene un gran coste y se agradece mucho.
 
Ya hay algunos alojamientos que disponen de estos servicios, y que incluso ofrecen menús para deportistas o los servicios de un fisioterapeuta. El margen es muy amplio, las posibilidades son muchas. Se trata de ofrecer servicios especializados compatibles con el turista rural tradicional.
 
Mientras esto sucede, que todo llegará, aquí os dejamos los enlaces a nuestras rutas bicicleteras. Las guías están en la columna de descargas. Estás a un click de ratón de iniciar tu viaje por el Camino del Cid. ¡Salud y pedales!
 
 
Otros Caminando relacionados:
  • Guías cicloturistas por carreteras secundarias
  • Jérica, Castellón / Asís G. Ayerbe.
  • Carreteras pequeñas, con tráfico escaso y a veces inexistente, para cicloturistas con alforjas. Una forma diferente de conocer España / ALC.
  • Pedaleando por el Parque Natural del Alto Tajo: llegando a Chequilla, en Guadalajara / UTM Desarrollos.
  • Señales de carretera del Camino del Cid en la provincia de Alicante / ALC
  • Estatua del Cid en Mecerreyes, Burgos / ALC.
  • Las carreteras están señalizadas en cruces y puntos estratégicos / ALC.